Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gustav vuelve a convertirse en huracán y se dirige a EE UU

La tormenta tropical deja Jamaica y se transforma en ciclón de categoría 1 camino al Golfo de México.- Nueva Orleans ya está en alerta

La tormenta tropical Gustav se ha transformado este viernes de nuevo en huracán de categoría uno, con vientos de 120 kilómetros por hora, ha informado el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. Gustav, que sigue su paso por el Caribe en dirección oeste-noroeste, hacia el golfo de México y el estado norteamericano de Luisiana, ha dejado ya al menos 70 muertos a su paso por Jamaica y Haití. La preocupación se centra ahora en que cobre fuerza de nuevo en las aguas del Golfo de México, lo que puede poner en peligro las explotaciones petroleras de la zona y, de nuevo, causar una tragedia en la ciudad de Nueva Orleans, arrasada en 2005 por el Katrina, que dejó 1.500 muertos. La ciudad ya está en alerta.

MÁS INFORMACIÓN

Los meteorólogos del CNH han vaticinado que Gustav puede seguir fortaleciéndose antes de tocar tierra en el oeste de Cuba el sábado y alcanzar la categoría tres, una de las mayores de la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, con vientos entre 178 y 209 kilómetros por hora. El ciclón se dirige hoy hacia las islas Caimán, que están bajo alerta, al igual que dos provincias cubanas.

Esta viernes de madrugada, el ojo de la tormenta se encontraba a unos 25 kilómetros al noreste de Kingston, la capital de Jamaica, según CNH. Ha pasado también por Haití. En ambos países, sus lluvias y vientos -esta madrugada de 110 kilómetros por hora, muy cerca ya de la categoría de huracán- han dejado un total de 70 muertos. El martes pasó por Haití, causando 59 muertos, y por la Republica Dominicana, donde murieron ocho personas, principalmente por las inundaciones que trajo consigo. En Jamaica ha habido numerosos destrozos e inundaciones y al menos un hombre ha muerto.

Ahora Gustav afronta una enorme superficie de mar abierto mientras viaja hacia el noreste. Las aguas cálidas alimentan la potencia de los huracanes, por lo que los meteorólogos del CNH estiman que "no sería una sorpresa" que Gustav se convirtiera en un huracán de nivel 4 ó 5, el máximo en la escala Saffir-Simpson, en 72 horas.

Las empresas petroleras del Golfo de México se preparan para la llegada de Gustav, que podría propinarle a la industria el golpe más duro desde la devastadora temporada de huracanes de 2005. Los precios del petróleo se han agitado ya un poco al embate de los vientos del Gustav ante la posibilidad de que el fenómeno afecte a la zona petrolera del Golfo de México, de donde EE UU extrae la cuarta parte del petróleo que consume y el 15% del gas natural.

Alerta en Nueva Orleans

Nueva Orleans, la ciudad del sur estadounidense devastada hace tres años por el huracán Katrina -de nivel 3-, está en la trayectoria del Gustav, por lo que sus autoridades han comenzado ya a actuar. El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, ha puesto a la población de la ciudad en alerta para una posible evacuación a partir de este viernes y ha emitido una declaración de advertencia de desastre. También el estado de Mississippi, vecino de Luisiana, está en alerta, aunque, según el CNH, el ojo de la tormenta no llegaría a tocar tierra hasta al menos el martes de la semana que viene.

Mientras 'Gustav' se abría paso por el Caribe, 'Hanna', la octava tormenta tropical de la temporada del Atlántico, apareció en los radares con vientos de 65 kilómetros por hora y una trayectoria que la llevaría hacia Bahamas y Florida la próxima semana.