Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alerta en varias ciudades de India tras los atentados de ayer en Ahmedabad

El Gobierno pide calma a la población mientras la policía busca a los responsables

Las principales ciudades de India están en alerta máxima después de la oleada de atentados que ayer se cobró la vida de 45 personas en la ciudad de Ahmadabad, al oeste del país. Mientras, la policía busca a los responsables de la colocación de las 17 bombas, que se produjo al día siguiente de la colocación de otras ocho en la localidad de Bangalore, dejando un muerto.

Se ha incrementado la seguridad en mercados, estaciones de trenes, hospitales y aeropuertos, mientras el presidente, Pratihba Patil, ha llamado a la calma y ha pedido a la población que se mantenga "firme y mantenga la paz y la armonía". También el primer ministro, Manmohan Singh, ha hecho una llamada a la calma tras condenar los atentados.

Ahmedabad ha sido en otras ocasiones escenario de enfrentamientos sectarios entre hindúes y musulmanes. En 2002, la violencia dejó cientos de muertos en esta ciudad, cuyo centro está poblado en su mayor parte por musulmanes. Ayer, un total de 17 artefactos, colocados en mercados, áreas residenciales, transportes públicos y hospitales, estallaron en un intervalo de una hora. Además, se han encontrado otras bombas que no llegaron a estallar.

Mientras, la policía ha llevado a cabo una serie de redadas en busca de los responsables de las bombas. Según medios locales, un grupo islamista poco conocido, los Muyahidines (combatientes) Indios, se responsabilizó de la autoría de las explosiones en un correo electrónico enviado a una cadena de televisión. La policía ha registrado una casa en Bombay desde la que se cree que se envió el correo. Los Muyahidines Indios ya se responsabilizaron de otra cadena de atentados que se cobraron la vida de 60 personas en mayo en la ciudad de Jaipur, también al oeste del país, cerca de la frontera con Pakistán.

El Gobierno ha desplegado a 3.000 soldados adicionales en Delhi, y otras ciudades están en alerta, incluyendo Bombay y Jaipur. El ministro del Interior, Shivraj Patil, ha declarado que la prioridad es normalizar la vida de los ciudadanos de la provincia de Gujarat, donde se encuentra Ahmadabad. "Lo más importante hoy es que la paz y la tranquilidad en Gujarat y en el resto del país no se vea perturbada", ha dicho.

El jefe del Gobierno de la provincia de Gujarat, Narendra Modi, ha condenado los ataques "en la patria de Mahatma Gandhi, que no vamos a perdonar". "Los terroristas están librando una guerra en India. Estaremos preparados para una larga batalla contra el terrorismo", ha dicho.

Los dos Estados que han sido escenario de estos ataques con bombas están gobernados por el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata, de Modi. Por ello, las sospechas comienzan a apunta a los grupos milicianos islamistas, que puede estar intentando desestabiizar India aumentando las tensiones entre hindúes y musulmanes.