Obama dice que llegó el momento de empezar la retirada de Irak

El candidato demócrata escribe su posición sobre la guerra de Irak en un artículo de opinión en 'The New York Times'.- Su oficina de campaña critica duramente una caricatura del senador en la revista 'New Yorker'

El candidato demócrata Barack Obama ha escrito hoy en el diario The New York Times que, si llega a ser elegido, en su primer día como presidente dará a los militares una misión: acabar con la guerra en Irak. En el artículo de opinión, titulado Mi plan para Irak, Obama insiste en que puede retirar "a salvo" las tropas estadounidenses en 16 meses. "Eso sería en el verano de 2010, dentro de dos años, y más de siete años después de que empezó la guerra".

El senador por Illinois también ha escrito que su país ha gastado en Irak cerca de 200.000 millones de dólares más de los que había presupuestado, en una guerra que ha dejado más de 4.000 estadounidenses muertos. "La buena noticia es que los líderes de Irak quieren tomar responsabilidad de su país", dice Obama. "Mientras tanto el teniente general James Dubik, el oficial americano a cargo de entrenar las fuerzas de seguridad iraquíes, estima que el ejército y la policía local estarán listos para asumir la responsabilidad de la seguridad en 2009". Tras la retirada, escribe, una pequeña fuerza se quedaría en la región con la misión de perseguir a cualquier integrante de Al Qaeda, proteger a los miembros del servicio americano y entrenar, mientras sea necesario, a las fuerzas de seguridad iraquíes.

Más información
Los electores castigan el cambio de discurso de Obama
Obama llega en visita sorpresa a Afganistán

El artículo es publicado tras las duras críticas de su rival republicano para las elecciones presidenciales de noviembre, John McCain, quien lo ha acusado de no visitar Irak desde 2006 y de cambiar su posición sobre la guerra en ese país. Obama, sin embargo, afirma que se opuso incluso antes de que ésta empezara.

La campaña de Obama, quien anunció que en las próximas semanas viajará a Irak y Afganistán, ha avisado hoy que el candidato demócrata dará mañana un discurso en Washington, en el que hablará sobre la estrategia global estadounidense. "Él (Obama) se concentrará en los intereses globales estratégicos de Estados Unidos, que incluyen acabar nuestro esfuerzo equivocado en Irak", ha dicho Bill Burton, portavoz de la campaña.

Tras el anuncio, la campaña de McCain ha atacado a Obama por dar su discurso antes de visitar Irak y conocer la opinión de quienes están allá. "Si no tiene intenciones de escuchar lo que los comandantes americanos en Irak tienen que decir, o incorporar esa información a su política, ¿para qué va?", ha escrito en su blog Michael Goldfarb, portavoz del candidato republicano.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
La portada de la revista 'New Yorker'
La portada de la revista 'New Yorker'AP

Polémica 'The New Yorker'

La oficina de campaña de Barack Obama ha mostrado hoy su disgusto por la portada más reciente de la revista 'The New Yorker' que muestra una caricatura del candidato demócrata y su esposa como enemigos de Estados Unidos. La portada de la edición más reciente de la revista presenta a Obama vestido con la túnica tradicional musulmada chocando puños con su esposa Michelle, quien porta una ametralladora en su espalda, en la Oficina Oval de la Casa Blanca, en donde destaca un retrato de Osama bin Laden y la bandera de EE UU ardiendo en una chimenea."The New Yorker podría pensar, como un empleado de su equipo nos ha explicado, que la portada es un sátira de la caricatura que los críticos del ala derecha han intentado crear del senador Obama, pero la mayoría de los lectores la verán como de mal gusto y ofensiva; y nosotros estamos de acuerdo", afirmó su portavoz, Bill Burton. El personal de la campaña de su rival, el republicano John McCain, se solidarizó con el senador de Illinois al afirmar en un mensaje de correo electrónico que está de acuerdo con Burton: la portada "es de mal gusto y ofensiva".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS