Las precipitada marcha de Sarkozy

Un disparo, con el que supuestamente un militar ha puesto fin a su vida, obliga al presidente francés y a su esposa a subir apresuradamente al avión en el que han abandonado Israel

El supuesto suicidio de un soldado israelí en el aeropuerto de Tel Aviv ha forzado a un abrupto fin de la visita a la zona del presidente francés, Nicolas Sarkozy, cuyos guardaespaldas le han metido a toda prisa en el avión junto con su esposa, Carla Bruni.

El presidente francés y su mujer han resultado ilesos en el incidente, lo mismo que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, quien también ha sido inmediatamente rodeado por agentes de seguridad e introducido en su automóvil.

El disparo ha sonado a unos doscientos metros del avión y, según las primeras versiones, lo ha provocado un militar al quitarse la vida. Otras versiones apuntan a que podría tratarse de un accidente con el arma.

Más información
Carla Bruni, "preocupada" por la salud de Sarkozy

Tras aclarar el incidente, los guardaespaldas han permitido al presidente de Israel, Simón Peres, subir al avión para despedir personalmente a Sarkozy, que ha concluido así una visita de tres días a Israel y los territorios palestinos.

El suicidio de un soldado mientras se despedía el líder francés en el aeropuerto de Tel Aviv causa la alarmaVídeo: ATLAS
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS