Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán y Turquía coordinan operaciones militares contra los rebeldes del PKK

Estados Unidos, que mantiene un conflicto diplomático con Teherán, ofrece a Ankara información en tiempo real sobre las posiciones de los guerrilleros

El comandante del Ejército turco Ilker Basbug ha reconocido hoy que Turquía coordina con Irán sus operaciones militares contra el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Durante un simposio en la Academia Militar de la capital turca, el segundo general en grado de la jerarquía castrense ha explicado que cuando Irán comienza una operación contra el PKK en su territorio, Turquía también emprende ataques en su propio territorio.

Basbug ha asegurado que comparte información de inteligencia con Irán en la lucha contra los rebeldes kurdos. Los ataques de los últimos meses han estado destinados a evitar la infiltración de los militantes del PKK en territorio turco o iraní desde sus bases en las montañas del norte de Irak.

Desde el pasado noviembre, Estados Unidos, que mantiene un conflicto diplomático con Irán, ofrece a Turquía información en tiempo real sobre las posiciones del PKK en el norte de Irak. A partir de diciembre, el Ejército turco lanzó varias incursiones en territorio iraquí para eliminar la presencia de una organización considerada terrorista por Bruselas, Washington y Ankara.

El PKK se levantó en armas en 1984 para reivindicar la autonomía de los 12 millones que viven en Turquía y, desde entonces, más de 35.000 personas han muerto en los combates entre los rebeldes kurdos y las fuerzas de seguridad turcas.

Irán, por su parte, lucha contra el grupo armado Partido de la Vida Libre en el Kurdistán (PJAK), una organización hermana del PKK con la que comparte bases en las montañas Kandil (Irak). Según declaró el pasado año a un diario turco Osman Öcalan, hermano del antiguo líder del PKK Abdullah Öcalan, el PJAK recibe financiación de Israel y Estados Unidos. Por su parte, el general Basbug afirmó que las operaciones militares coordinadas con Irán continuarán en el futuro.