Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama critica duramente a su antiguo pastor

El candidato demócrata, ante las primarias de Carolina del Norte e Indiana, trata de separarse del discurso controvertido de Jeremiah Wright

El reverendo Jeremiah Wright no se calla. Y es por eso que el aspirante demócrata Barack Obama lanzó ayer sus críticas más duras hasta ahora contra su antiguo pastor y ha dicho que está indignado por las declaraciones racistas y sobre el Gobierno de EE UU. "Sus comentarios no sólo fueron divisivos... sino que han terminado por ofrecer consuelo a aquellos que se alimentan del odio", ha dicho Obama a los periodistas.

"Cualquiera sea la relación que tuve con el reverendo Wright, ha cambiado a consencuencia de esto", ha agregado el aspirante a la nominación demócrata.

"Lo que particulamente me ha enfurecido es su sugerencia de que mi anterior denuncia de sus declaraciones fueron de alguna forma de tinte político", ha dicho Obama, quien ha agregado que Wright está mostrando "poco aprecio por mí" y parece más preopupado con "ocupar el centro del escenario".

Obama, quien ha dicho sentirse "entristecido por el espectáculo", se ha visto obligado a tratar este asunto de nuevo y desmarcarse de su antiguo asesor espiritual después de otra aparición de Wright el lunes, y así combatir las críticas de sus controvertidos sermones, en los que ha sugerido, entre otras cosas, que Estados Unidos merecía algo de culpa por los atentados del 11 de septiembre y que ha tenido parte de responsabilidad en la propagación del sida a los negros.

"En algun momento, si alguien dice cosas contradictorias a lo que tu crees tan profundamente y después él pregunta si lo crees o no -en frente del Club Nacional de Prensa-, es suficiente", ha dicho Obama. "Eso es una muestra de irrespeto hacia mí. También es, según creo, un insulto a lo que hemos tratado de hacer" en la campaña, ha afirmado.

"He sido miembro de la Iglesia de la Trinidad desde 1992. Conozco al reverendo Wright desde hace casi 20 años", ha dicho en una conferencia de prensa en Winston Salem, Carolina del Norte. "Esta persona que vi ayer no es la que conocí hace 20 años", ha sentenciado Obama quien prepara el camino para las primarias en ese estado donde es amplio favorito, y en Indiana.