Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los berlineses, a favor del cierre del histórico aeropuerto de Tempelhof

El aeródromo fue meta del puente aéreo que acabó con el bloqueo soviético de 1948 - En octubre dirá adiós para dar paso a la construcción de un nuevo y flamante aeropuerto internacional

El intento de salvar el histórico aeropuerto de Berlín de Tempelhof fracasó ayer tras no recibir los suficientes apoyos de los berlineses, que votaron en una consulta popular no vinculante. Tempelhof fue meta del histórico puente aéreo que salvó al sector occidental del hambre durante el riguroso bloqueo soviético de 1948.

Un total de 2,44 millones de ciudadanos fueron llamados a las urnas para expresar su opinión acerca de la conservación del aeródromo, el más antiguo de Europa en funcionamiento. Es el más pequeño de los tres que tiene la capital alemana y se encuentra dentro de su casco urbano, muy cerca de su centro histórico. Sólo el 36% del electorado tomó parte en el referéndum del domingo y sólo el 21,7% se mostró a favor de mantener el aeropuerto (se requería el 25% para tumbar el cierre).

El gobierno de la ciudad planea cerrar el aeropuerto en octubre, así como el de Tegel en 2011, como parte de un acuerdo para construir el nuevo aeródromo internacional Berlín-Brandemburgo (BBI), proyecto que contará con un presupuesto de 3.000 millones de euros.

El alcalde-gobernador de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, ya advirtió antes de la consulta, más simbólica que real, de que el cierre de Tempelhof, confirmado ya por los tribunales, se va a llevar a cabo. Según Wowereit, el mantenimiento de Tempelhof, cuyas pérdidas han superado los 115 millones de euros en los últimos diez años, pone en peligro las obras de construcción del nuevo aeropuerto en Schönefeld, al sureste de la capital.

El nuevo aeródromo, que se convertirá en uno de los más grandes de Europa, creará 40.000 puestos de trabajo en Berlín, una ciudad con altas tasas de desempleo, aseguró el alcalde de la ciudad.

60º aniversario del puente aéreo

La consulta popular se ha producido pocas semanas antes de la celebración del 60º aniversario del legendario puente aéreo que rompió el bloqueo soviético del sector occidental de Berlín, anticipo de la construcción del muro que rodeó la ciudad trece años más tarde.

Durante un año, entre 1948 y 1949, pilotos aliados al mando de una gigantesca flota de aparatos de carga DC-3 volaron a Berlín desde Alemania Occidental, alcanzando una frecuencia de un avión por minuto, para suministrar alimentos, combustible y medicinas a la ciudad sitiada.

El referéndum ha sido organizado por una iniciativa ciudadana a favor de Tempelhof, que consiguió forzar su celebración de manera oficial tras una masiva recogida de firmas, entre las que se incluye la de la canciller alemana, Angela Merkel.