Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olmert y Abbas expresan su inquietud pero seguirán negociando un acuerdo de paz

Los líderes israelí y palestino retoman las conversaciones tras la ofensiva en la Franja de Gaza de hace poco más de un mes y que dejó más de 120 muertos

El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, se han reunido hoy tras un paréntesis de un mes y medio, encuentro en el que han expresado su inquietud por las amenazas que se ciernen sobre el diálogo para alcanzar la paz. Sin embargo, ambos han reafirmado que proseguirán las negociaciones hasta alcanzar un pacto definitivo este año.

Luego de interrumpirse los contactos tras la ofensiva del mes pasado del Ejército israelí contra la Franja de Gaza -en la que murieron más de 120 palestinos, la mayoría de ellos civiles-, el diálogo de hoy ha estado centrado en los polémicos temas de la ampliación de los asentamientos y la violencia, según fuentes israelíes.

Ambos dirigentes "mostraron su compromiso con el proceso iniciado el pasado noviembre en Annapolis, (EE UU) y se comprometieron a hacer todos los esfuerzos para llegar a un acuerdo histórico antes de finales de año, ha dicho el portavoz de Olmert, Mark Regev, a la agencia EFE. Olmert y Abbas han acordado no dejar que las divergencias "obstaculicen las conversaciones", ha agregado Regev, en alusión a la violencia palestina en Gaza y la extensión de los asentamientos judíos en Jerusalén Este y Cisjordania.

Los israelíes y palestinos han acordado, además, "avanzar en la aplicación de sus (respectivos) compromisos según la Hoja de Ruta", el plan de paz que guía el plan de paz que guía el actual diálogo político, ha dicho Regev, que ha agregado que "cada parte es consciente de cuáles son sus compromisos" en el marco este documento, lanzado en 2003 por el Cuarteto de Madrid, integrado por la ONU, EE UU, la UE y Rusia.

La entrevista, celebrada en Jerusalén, duró tres horas y, en las dos primeras, Olmert y Abbas estuvieron acompañados de sus respectivos equipos negociadores, mientras que en la última hablaron a solas.