Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Conexión marítima kilométrica

China finaliza el puente más largo del mundo sobre el mar en el sureste del país

El puente más largo del mundo sobre el mar, de 36 kilómetros de longitud y que cruzará la Bahía de Hangzhou, en la provincia suroriental de Zhejiang (China), ya está listo para que lo inauguren el próximo 1 de mayo.

El objetivo de esta obra, que se inició en 2003, es facilitar el tráfico y transporte de mercancías desde y hacia Shanghai, capital financiera y portuaria de China. Las otras dos ciudades que se beneficiarán especialmente de la apertura del viaducto serán las dos situadas en sus extremos: Jiaxing y Ningbó. El puerto de ésta última se convirtió en 2007 "en el segundo de China y el cuarto del mundo en cuanto a flujo de mercancías", según ha destacado el vicesecretario del Comité del Partido Comunista Chino en Ningbó en rueda de prensa.

El teniente de alcalde del municipio ha explicado que una de las mayores aportaciones del nuevo puente es que reduce de 400 a 120 los kilómetros que en la actualidad existen entre Shanghai y Ningbó. Las autoridades se han mostrado esperanzados por que el puente contribuya al desarrollo económico de la zona y ayude a convertir al área metropolitana de Shanghai en la sexta más grande del mundo tras las de París, Londres, Nueva York, Tokyo y Chicago.

La construcción del puente ha requerido 800.000 toneladas de acero y una inversión superior a los 1.067 millones de euros y se ha financiado en un 30% con capital privado. Los equipos que han participado tuvieron que enfrentarse a las atroces condiciones del mar en la zona. Sufrieron 19 tifones, por los que estuvieron 180 días sin trabajar al año.

Se espera que unos 40.000 vehículos de media lo crucen al día, después de abonar una cantidad determinada, y a partir de junio de este año. El Ayuntamiento ha reconocido que existe un puente más largo en Lousiana (EEUU), pero que "cruza un lago, no se iza sobre el mar". Hasta ahora, el viaducto de las mismas características del nuevo estaba también en China, concretamente en Shanghai, con una longitud aproximada de 32,5 kilómetros.