Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batalla campal en el sureste de Turquía en la celebración del Año Nuevo kurdo

Al menos dos muertos y cientos de heridos y detenidos

Las celebraciones del Año Nuevo kurdo (Newroz) se convirtieron el fin de semana en sendas batallas campales entre manifestantes kurdos y las fuerzas de seguridad en el sureste de Turquía, con dos muertos y al menos 100 personas heridas por disparos de bala, mientras que más de 500 fueron detenidas.

Según informaron hoy varias emisoras locales, miles de manifestntes encendieron hogueras y corearon lemas a favor de Abudullah Ocalan, el encarcelado líder del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). Los principales incidentes se produjeron en las ciudades de Van, Hakkari, Siirt, Batman, Silopi y Mersin, todas de mayoría kurda, en el sureste de Turquía.

Los enfrentamientos más violentos se produjeron en Van, donde 130 personas, incluido el jefe local del pro-kurdo Partido de Sociedad Democrática (DTP), fueron detenidas. Según la cadena de noticias NTV, al menos 15 policías y 38 manifestantes resultaron heridos en los choques.

Un hombre de 35 años, herido grave anoche por un disparo en el pecho, murió hoy por la mañana en el hospital de Van. Una muchedumbre enterró hoy mismo al fallecido, con cánticos en contra del Gobierno y contra el primer ministro, el islamista moderador Recep Tayyip Erdogan, al que llamaron "asesino".

Otro manifestante, de 20 años edad, murió hoy como consecuencia de los disparos recibidos durante una manifestación en la localidad de Yuksekova, cerca de la frontera con Siria e Irak.

La agencia pro-kurda "Firat News" informa además de que una veintena de manifestantes resultaron heridos de bala, al tiempo que la situación sigue siendo tensa en la ciudad. Prueba de ello es que tres policías resultaron heridos hoy por la tarde al producirse una explosión en Yuksekova, informó Firat. En varias ciudades kurdas, la policía usó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, que tiraron piedras contra los agentes y construyeron barricadas.

El DTP, que organizó la mayor parte de las manifestaciones de Newroy, señaló hoy que la actitud de los policías frente a los manifestantes kurdos fue ""hostil" y que actuaron de acuerdo a una orden central. También en el centro de Estambul se reunieron decenas de miles de persona para celebrar "Newroz", cantando eslóganes a favor de Ocalan, lo que provocó la detención de unas 85 personas entre el sábado y domingo. En Izmir, importante ciudad en la costa occidental del país, hoy fueron detenidas 250 personas, afirmó Firat.

Las manifestaciones con motivo de "Newroz" el viernes pasado contaban con el permiso pertinente pero varios grupos kurdos insisteron en celebrar durante todo el fin de semana. Según Firat, unas 400 personas fueron detenidas durante las manifestaciones del sábado, que canales turcos definieron como "campos de batalla". La manifestación más numerosa fue la de Diyarbakir, con una participación estimada de unas 200.000 personas y que transcurrió sin incidentes.

No obstante, las fuerzas de seguridad anunciaron que mantendrán su alerta máxima y medidas de seguridad extremas ante la posibilidad de nuevas manifestaciones ilegales a lo largo del domingo. El día 21 de marzo es celebrado en Oriente Medio como el inicio de la primavera pero los kurdos empezaron en la década de los años 1980 a celebrar "Newroz" como un símbolo de su resistencia contra el Estado turco.

Decenas de personas han muerto en violentos incidentes sucedidos durante esta fiesta a los largo de los últimos 20 años. En 1992 se produjeron 60 víctimas mortales cuando seguidores del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) se enfrenaron durante días a las fuerzas de seguridad turcas.