Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia y EE UU abogan por el diálogo para superar las diferencias

Los secretarios de Estado y Defensa, Condoleezza Rice y Robert Gates, se reúnen con los líderes rusos Vladímir Putin y Dmitri Medvédev en Moscú

El presidente saliente ruso, Vladímir Putin, y su sucesor en el Kremlin, Dmitri Medvédev, han abogado hoy por impulsar el diálogo entre Moscú y Washington para superar las divergencias actuales sobre el polémico escudo antimisiles estadounidense. Ambos políticos se han reunido por separado en el Kremlin con los secretarios de Estado y Defensa de EE UU, Condoleezza Rice y Robert Gates, que visitan Moscú para intentar una vez más disipar los temores de Rusia ante el emplazamiento del sistema antimisiles en Europa.

Putin, quien tras su salida del Kremlin en mayo próximo ejercerá como primer ministro, ha evitado hoy sus habituales reproches a Washington de menoscabar los intereses de su país y ha opinado que es "constructivo" y "útil" el diálogo entre Moscú y Washington.

El líder ruso ha revelado que recibió un mensaje de su colega estadounidense, George W. Bush, con propuestas de posibles acuerdos en los principales ámbitos de cooperación entre los dos países, tras la salida del poder este año de sus actuales presidentes. "Es un documento serio que hemos analizado minuciosamente. Si logramos ponernos de acuerdo sobre sus principales planteamientos, nuestro diálogo será productivo", ha dicho Putin a Rice y Gates.

Fuentes diplomáticas explicaron que Bush, en su mensaje a Putin, expone su visión de los caminos que permitirían fortalecer las relaciones bilaterales, enfriadas en el último año.

Sin embargo, Putin ha subrayado que en las relaciones entre ambos países "quedan muchos problemas por tratar", como él y Bush constataron en una reciente conversación telefónica.

Rice, por su parte, ha expresado el deseo de EE UU de "ampliar la cooperación" con Rusia, pero ha destacado que entre Moscú y Washington "existen desacuerdos", muy importantes a la vista del "carácter complicado de las relaciones" bilaterales. "Queremos superar estas discrepancias y lograr acuerdos", ha dicho la secretaria de Estado, mientras que Gates presentó su visita con Rice a Moscú como un gesto de buena voluntad de EE UU, al recordar que el nuevo encuentro 2+2 debía tener lugar en Washington.

Antes de reunirse con Putin, Rice y Gates han visitado a Medvédev, quien dijo que, pese a las diferencias entre ambos países en asuntos estratégicos como la defensa antimisiles y el desarme nuclear, "hay voluntad de seguir avanzado".