Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU libera al mayor de los hermanos Arellano Félix, del Cartel de Tijuana

Francisco Rafael Arellano Félix, el hermano mayor del clan que fundó el cartel de narcotraficantes de Tijuana, fue liberado el martes de una cárcel de Estados Unidos y deportado a México a través de Ciudad Juárez, en el norte del país.

En EE UU, adonde México lo extraditó en septiembre de 2006, "fue sentenciado a seis años, lo que pasa es que le contabilizaron el tiempo que estuvo detenido en México, por eso quedó libre", dijo al diario Reforma su abogado, Américo Delgado.

Francisco Rafael Arellano, de 59 años, fue detenido en México en 1993 y sentenciado a 11 años de cárcel por los delitos de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y cohecho. El 16 de septiembre de 2006 fue extraditado a Estados Unidos, donde se le sentenció por vender tres kilos de cocaína a un agente encubierto de la DEA (agencia antidrogas estadounidense).

Tras ser escoltado por autoridades estadounidenses al puente internacional que conecta a El Paso (Tejas) con Ciudad Juárez, Arellano "se perdió entre las cientos de personas que circulan en una avenida sin que fuera detenido porque no había orden de aprehensión en su contra en México", añadió la fuente.Funcionarios de la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) observaron los hechos a distancia.

Las mismas autoridades migratorias ignoran si su familia estaba enterada de su entrada en México a través de Ciudad Juárez, bastión del cartel de los Carrillo Fuentes, considerados enemigos de los Arellano Félix.

"Al parecer, se trasladó al aeropuerto internacional de Juárez para tomar un avión a la ciudad de Tijuana, donde vive su familia, esposa e hijos", prosiguió la fuente.

Uno de sus hermanos, Francisco Javier Arellano Félix, alias El Tigrillo, fue sentenciado el 5 de noviembre pasado a cadena perpetua en un tribunal de Estados Unidos, ante el que se declaró culpable de liderar una organización social y de conspirar para lavar dinero del narcotráfico.