Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía descarta salir de Irak hasta que acabe con las bases del PKK

El ejército turco afirma haber acabado con 77 guerrilleros desde ayer, en los combates más duros desde que se inició la ofensiva

Turquía no va a fijar un calendario de retirada de sus tropas del norte de Irak y no replegará a sus soldados hará que estime que ha acabado con la amenaza que representan los guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán. Así se lo ha hecho saber al Gobierno iraquí un diplomático enviado especialmente por Ankara para dialogar con las autoridades de Bagdad. Mientras, sigue la ofensiva turca, que se ha cobrado en las últimas horas las vidas de 77 milicianos del PKK y cinco soldados turcos.

"Nuestro objetivo está claro, nuestra misión está clara y no habrá calendario [de retirada] hasta que las bases terroristas sean eliminadas", ha dicho Ahmet Davutoglu, el enviado turco, tras entrevistarse con el ministro iraquí de Exteriores, Hoshyar Zebari. Ankara rechaza por el momento las presiones internacionales, con EE UU a la cabeza, para que ponga fin cuanto antes a su ofensiva en el norte de Irak, donde se refugian los milicianos kurdos. Unos 10.000 soldados turcos cruzaron la frontera con Irak el pasado jueves en una gran operación contra la guerrilla del PKK, considerada terrorista por la UE y EE UU, que lucha por la independencia del Kurdistán y ha atentado en numerosas ocasiones en Turquía.

El primer ministro iraquí en funciones, Barham Saleh, ha advertido de que una prolongada presencia de los militares turcos en el norte de Irak podría tener "graves" consecuencias para la región, por lo que ha vuelto a pedir al representante turco que se ponga fin a la ofensiva. "Es una situación precaria, muy peligrosa", ha dicho Saleh. Irak considera la ofensiva turca como un atentado contra su soberanía.

En los combates de las últimas horas, han muerto 77 guerrilleros del PKK, elevando a 230 la cifra de milicianos rebeldes muertos a manos del ejército turco, según las cifras de Ankara. Además, han fallecido otros ocho soldados turcos, 30 en total desde el jueves.

El ejército turco afirma que en las últimas horas se han producido los "combates más duros" desde que comenzó la ofensiva el jueves. Según Ankara, estos enfrentamientos se iniciaron ayer cuando un contingente de militantes del PKK, enviado anoche para reforzar las posiciones de los rebeldes, fue descubierto por los soldados turcos, tras lo cual estalló el combate que aún continuaba al mediodía de hoy. Se trata de uno de las mayores refriegas producidas desde el inicio de la operación militar turca, y los militares indican que "hay pistas de que varios altos dirigentes del PKK se encontraban en medio de las áreas de combate".