¿Dónde está la valija?

Nuevo robo masivo de equipaje en el aeropuerto bonaerense de Ezeiza ante la desesperación de los viajeros

Suma y sigue. Ni las repetidas denuncias de los pasajeros, ni los anuncios de las autoridades de que se han desbaratado las bandas de ladrones han conseguido acabar con el escándalo de los robos sistemáticos de maletas en el aeropuerto bonaerense de Ezeiza, el más importante de Argentina. Ayer decenas de pasajeros hartos de una situación de inseguridad —en unas instalaciones en las que paradójicamente siempre son los clientes los tratados como sospechosos— protestaron ruidosamente ante la enésima sustracción masiva de objetos personales realizada a plena luz del día.

El vuelo 1303 de Aerolíneas Argentinas llegó ayer procedente de Miami (Estados Unidos) a primera hora de la mañana. Sus pasajeros, cansados después de ocho horas de vuelo durante la noche, Tras más de cuarenta minutos esperando en la cinta de transportado a que apareciera el equipaje personal, la empresa encargada de manipular el equipaje explicó que no había más maletas.

Ante las airadas protestas del pasaje y algún conato de pelea entre viajeros y empleados, apareció un transporte que llevaba el equipaje que hace un momento no estaba y las maletas comenzaron su parsimonioso desfile por la cinta. El alivio inicial dio paso a la rabia. Numerosas valijas aparecían dañadas, con los candados arrancados o abiertas. Hubo otras que nunca aparecieron. Los pasajeros se trasladaron entonces a la zona de facturación donde comenzaron una ruidosa protesta. Portavoces de la empresa aseguraron que sólo se había producido un retraso en la entrega de maletas por el extravío de un contenedor de equipajes. La policía aeroportuaria aseguró que ningún pasajero había presentado una denuncia.

Medios locales calificaban ayer la situación en el aeropuerto de "descontrol". Las instalaciones viven diversos conflictos laborales que afectan tanto al manejo de los equipajes como al trasladado de los pasajeros y a la salida de los vuelos, pero es la impunidad con la que se producen los robos lo que ha desatado la indignación de los viajeros.

Los abrevalijas es el nombre que reciben los trabajadores que roban en las maletas y en el último año las autoridades han anunciado en dos ocasiones la desarticulación de grupos organizadores de estos abrevalijas en los que en ocasiones había policías implicados.

Los sindicatos han expresado su malestar por el hecho de que todos los trabajadores sean puestos bajo sospecha pero lo cierto es que ningún pasajero está a salvo. A finales del año pasado fueron robados 80.000 dólares en billetes de un bulto propiedad de la Reserva Federal de Estados Unidos y hace dos semanas las maletas de un equipo ecuatoriano que llegaba a Argentina para disputar la Copa Libertadores sufrió el robo de toda clase de objetos, desde frascos de perfumes a botas de fútbol.

Lo más visto en...

Top 50