Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos seis muertos en un tiroteo en una universidad de Chicago

El tirador, que portaba dos pistolas y una escopeta, se quitó la vida después de abrir fuego en un salón con 140 estudiantes.- Las autoridades identifican al agresor como Stephen Kazmierczak, de 27 años

El debate sobre la violencia y el control de armas volverá a instalarse en la sociedad estadounidense después del último tiroteo con muertos registrado anoche en la Universidad Norte de Illinois, en Delkab, localidad a unos 100 kilómetros de Chicago. Un joven vestido de negro y armado con un rifle y dos pistolas entró en el Auditorio Cole de la universidad, según los testigos. Se dirigió a una de las aulas, en la que se estaba dando una clase de Geología y comenzó a disparar a los 140 alumnos reunidos en las gradas, informa David Alandete. El autor de los disparos se suicidió al ser acorralado por la policía.

Fuentes policiales han revelado hoy la identidad del agresor, un joven de 27 años llamado Stephen Kazmierczak, y ex estudiante de ese centro universitario. El jefe de policía del recinto universitario, Don Grady, ha dicho en una conferencia de prensa que se desconocen los motivos del ataque del joven, y tenía una relación con alguna de sus víctimas.

Según cuenta Grady, el agresor disparó una ráfaga de 50 disparos en cuestión de segundos y alcanzó a 22 personas, de las cuales cinco han muerto. Los 17 heridos fueron trasladados de inmediato a un centro hospitalario. Según la agencia Reuters, el agresor había comprado las armas seis días.

"Aparentemente había estado tomando medicamentos", pero dejó de hacerlo y había tenido un comportamiento "algo errático" las últimas dos semanas, ha dicho Grady, sin especificar que tipo de medicamentos consumía.

La policía del campus confirmó que a las tres en punto de la tarde (las nueve de la noche hora peninsular), el asesino apareció de detrás de una pantalla de proyecciones que se emplea para dar la clase.

Escenas de pánico

Katie Wagner, una estudiante de la universidad, ha dicho a la cadena de televisión CBS que en el salón de conferencias había unos 70 alumnos cuando se inició la agresión. "El hombre entró por una puerta lateral y comenzó a disparar", ha señalado. Wagner ha descrito al agresor como un hombre blanco, alto y delgado. Varios testigos aseguran que algunas víctimas fueron tiroteadas por la espalda.

Una mujer que estaba fuera de la clase cuando se desencadenó el trágico suceso pudo ver cómo los estudiantes huían de la escena precipitadamente en medio del pánico. "Un chaval nos advirtió de que alguien estaba disparando", ha dicho.

Dominique Broxton, otra estudiante, relató al diario The Chicago Tribune que vio a dos de sus compañeros heridos cuando eran sacados del lugar en una ambulancia."No los conozco, pero vi mucha sangre", dijo, en estado de shock.

La universidad atacada está en la localidad de Dekalb, a unos 100 kilómetros al oeste de Chicago y cuenta con 25.000 estudiantes inscritos. Las autoridades universitarias han cancelado todas las actividades lectivas de la noche y han ordenado a los alumnos que no concurran mañana a clases.

Tiroteos

El de hoy ha sido el cuarto incidente de este tipo ocurrido en un establecimiento educativo de Estados Unidos en una semana. El viernes pasado una universitaria mató a dos compañeros antes de suicidarse en el Instituto Politécnico de Baton Rouge, en el estado sureño de Luisiana.

El lunes pasado un estudiante de 17 años hirió gravemente a un compañero durante una clase de gimnasia en un establecimiento secundario de Tennesse.

Por último un estudiante de 15 años fue declarado con muerte cerebral tras ser tiroteado en un centro de Secundaria en Oxnard, en California.