Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta birmana anuncia elecciones plurales para 2010

El próximo mes de mayo habrá un referéndum para aprobar una nueva Constitución, según la hoja de ruta hacia la democracia diseñada por el Gobierno militar

Birmania se encamina hacia una democracia tutelada tras más de cuatro décadas de Gobierno de los militares. La Junta birmana ha anunciado hoy que convocará, para el próximo mes de mayo, un referéndum constitucional y para 2010 elecciones generales libres. Los militares creen que ha llegado el momento de la democracia porque "las buenas bases ya han sido establecidas".

El régimen militar ya había anunciado que establecería lo que llamó "hoja de ruta de la democracia", pero hasta ahora no había fijado un calendario. Hoy, en un mensaje radiotelevisivo, ha afirmado: "Hemos logrado éxitos económicos, sociales y en otros sectores y en la restauración de la paz y la estabilidad. Por eso, habrá elecciones democráticas y pluripartidistas en 2010". "Es conveniente cambiar la administración militar por una democrática civil, ya que se han establecido buenas bases", dice el comunicado emitido por la junta en nombre del Secretario NúmeroUno, el teniente general Tin Aung Myint Oo, uno de los altos cargos de la Junta.

"De acuerdo con la cuarta etapa de la hoja de ruta hacia la democracia, compuesta de siete etapas, se celebrará un referéndum en mayo de 2008 sobre la nueva Constitución (que está siendo redactada)", sigue el comunicado.

Sin embargo, la democracia resultante no será plena, ya que, probablemente, la Constitución incluirá la prohibición de que una persona casada con un extranjero pueda gobernar el país. Se trata de una medida que dejará fuera de las elecciones a la activista Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, viuda de un británico.

Birmania está controlada por una Junta Militar desde 1962. Aung San Suu Kyi ganó las últimas elecciones pluripartidistas en 1990 con su Liga Nacional por la Democracia, pero los resultados fueron ignorados por la Junta y ella fue confinada a arresto domiciliario durante años. Los pasado meses de agosto y septiembre, la Junta reprimió duramente las protestas prodemocráticas protagonizadas por los monjes budistas.