Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto acepta un plan de Abbas para que Al Fatah controle el paso de Rafah

Será muy difícil aplicar el plan, ya que Hamás, que controla Gaza, se niega a aceptarlo.- Olmert garantiza a Abbas que permitirá el paso de ayuda humanitaria a la franja

La crisis fronteriza entre Egipto y Gaza puede complicarse aún más después del acuerdo al que han llegado los Gobiernos egipcio y palestino a expensas del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que controla la Franja. El ministro de Exteriores palestino, Riyad al Malki, ha informado que Egipto ha aceptado un plan del presidente palestino, Mahmud Abbas, de que sean las fuerzas de seguridad de Al Fatah las que controlen el paso fronterizo de Rafah. Hamás, que es quien controla realmente el acceso y lo ha dinamitado esta semana para permitir a los habitantes de Gaza eludir el bloqueo israelí, ya rechazado este arreglo.

Tras el anuncio del acuerdo ayer, el ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Aboul Gheit, dijo también que el Gobierno de el Cairo tomará las medidas necesarias para recuperar el control del paso de Rafah tan pronto como sea posible. Durante los cinco días que el paso ha estado abierto -Hamás lo reventó el pasado miércoles- cientos de miles de palestinos han podido pasar a Egipto para abastecerse de productos de primera necesidad, combustible y todo tipo de artículos, necesarios o menos.

En cualquier caso, el acuerdo entre Egipto y Abbas será muy difícil de aplicar sin Hamás, que se ha quedado fuera. El portavoz del grupo, Sami Abu Zuhri, dijo que tienen intención de emprender negociaciones con las autoridades de El Cairo para "presentar nuestro punto de vista sobre cómo manejar la frontera". Hoy por hoy, Hamás tiene la última palabra en Gaza. En declaraciones a la agencia Reuters, el portavoz del movimiento islamista rechazó que el presidente Abbas controle la frontera entre Gaza y Egipto a través del paso de Rafah.

Egipto se hizo cargo del paso de Rafah tras el repliegue del Ejército israelí de la Franja de Gaza, en septiembre de 2005. Desde entonces, Egipto tiene el control de su lado de la frontera, mientras que observadores de la UE controlaban el otro lado, reservándose Israel un derecho de veto. El presidente egipcio, Hosni Mubarak, propuso el viernes que Hamás y al Fatah negociaran para buscar una salida negociada a la crisis. Pero Israel advirtió a Abbas: si no quería que las negociaciones nacidas de Annapolis se dieran por finalizadas, tenía que abstenerse de sentarse a negociar con el movimiento fundamentalista.

Conversaciones entre Abbas y Olmert

Precisamente, el asunto de la frontera de Rafah y el bloqueo israelí de Gaza ha sido el punto central en las conversaciones que mantuvieron ayer en Jerusalén el presidente Abbas y el primer ministro israelí, Ehud Olmert. Por el momento, lo único que ha trascendido es que Olmert ha garantizado a Abbas que Israel seguirá permitiendo el paso de ayuda humanitaria -combustible para los vehículos y para la central eléctrica de Gaza, alimentos básicos y medicinas- a la franja de Gaza, según fuentes israelíes. "Han hablado de la necesidad de evitar una crisis humanitaria en Gaza", declaró el portavoz de Olmert, David Baker.

El portavoz precisó que ambos líderes no han tratado en extenso la crisis de la frontera de Rafah porque será un asunto que abordarán Abbas y Mubarak el próximo miércoles. Según Baker, Olmert y Abbas han analizado las vías para hacer avanzar el proceso de paz.