Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Veinte militares mueren al estrellarse su avión al norte de Polonia

El aparato, de fabricación española, pudo chocar con los árboles al intentar aterrizar

Veinte militares polacos han muerto al estrellarse anoche el avión de transporte en el que viajaban, un aparato fabricado por la empresa española CASA, cuando se disponía a aterrizar en el aeródromo de Miroslawiec (oeste del país), según han anunciado los medios locales. El Ministerio de Defensa polaco ha anunciado que sus nueve aviones de transporte C295M, fabricados por CASA, no volarán hasta que sean revisados por los expertos como medida de precaución.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, se ha trasladado hoy al lugar del accidente donde se informó de la cifra final de víctimas, después de que durante las horas que siguieron al accidente el Ministerio de Defensa guardase un mutismo absoluto.

"Hemos querido informar en primer lugar a las familias de los militares y después hacer público el número e identidad de los pasajeros del avión, por eso hemos retrasado el comunicado oficial" ha justificado Tusk desde Miroslawiec el retraso informativo.

Fuentes oficiales del Ministerio de Defensa polaco aseguran que el aparato ha comenzado a arder tras precipitarse contra el terreno. El aparato, un modelo C295M de CASA que volaba desde Varsovia, se precipitó desde unos cien metros de altura a un terreno boscoso adyacente a la pista de aterrizaje y provocó una explosión que lo envolvió todo en llamas.

"Las ambulancias que se han trasladado hasta el lugar han tenido que volver, todo estaba ardiendo", ha dicho Janusz Napiorkowski, responsable de un hospital militar cercano.

Es el accidente más grave de la aviación militar polaca desde 1973, cuando 18 personas, incluidos dos ministros, murieron en un siniestro similar. Recientemente el diario Rczespospolita desveló que la gendarmería militar polaca investiga la compra de Polonia en 2001 de estos aviones fabricados por CASA, ya que podría haberse incumplido el compromiso de crear en este país un centro de reparación para estos aparatos, ya que en caso de avería tienen que llevarse a España.