Israel prueba un misil para interceptar ataques extranjeros

El Ministerio de Defensa asegura que se trata de examinar la propulsión de un proyectil que puede llevar una "carga no convencional"

Israel ha realizado hoy "con éxito" la prueba de un misil de largo alcance que puede llevar una "carga no convencional", según ha anunciado el ministerio israelí de Defensa. La prueba ha desatado las especulaciones de que Israel lleve a cabo un nuevo programa de armamento de largo alcance o un sistema de defensa antimisiles ante la amenaza iraní.

Según la radio militar, el misil que se ha probado hoy tiene capacidad para llevar una "carga no convencional", es decir nuclear o química. Además, cita informes extranjeros que aseguran que Israel está desarrollando un nuevo misil, el Jericó III, un proyectil tierra-tierra de largo alcance. Israel, aunque nunca lo ha reconocido abiertamente, tiene capacidad nuclear. Se cree que sus misiles Jericó I y Jericó II pueden llevar cabezas nucleares.

Más información

Igualmente, sostiene que Israel está llevando a cabo pruebas para mejorar su sistema antimisiles de corto y largo alcance con el objetivo de interceptar ataques con cohetes Katiusha, usados por la guerrilla libanesa de Hezbolá, o un posible ataque de Irán. El pasado lunes, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo el lunes que su país echaría mano de "todas las opciones" para impedir que Irán desarrolle un programa de armas nucleares.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa ha emitido un comunicado en el que señala que "se ha llevado a cabo el lanzamiento de un misil para examinar la propulsión" del mismo. La prueba se ha realizado desde la base aérea de Palmahim, al sur de Tel Aviv.

Israel decidió hace dos meses desarrollar un nuevo mecanismo de defensa, conocido como Iron Dome (Cúpula de Hierro), para hacer frente a la amenaza de cohetes en poder de las milicias palestinas, que tienen en vilo a toda las comunidades alrededor de la franja de Gaza. Para ello destinó un presupuesto de más de 800 millones de shékels (unos 140 millones de euros), y se ha puesto de plazo el año 2009 para que el prototipo entre en servicio.

Lo más visto en...

Top 50