Siete muertos tras un atentado en un hotel de lujo en Kabul

Entre los huéspedes está el ministro noruego de Exteriores, quien ha resultado ileso.- Uno de los fallecidos es un periodista de ese país

Kabul / Madrid - 14 ene 2008 - 21:08 UTC

Al menos siete personas han muerto, entre ellas un periodista noruego, en un ataque suicida registrado en el

lujoso Hotel Serena, en pleno centro de Kabul, cuya autoría fue asumida por los insurgentes talibanes. En una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio afgano del

Interior, Zemarai Bashary, ha informado del número de víctimas, entre las que también se encuentran dos guardias de seguridad del hotel.

Los huéspedes, entre los que se encontraban el ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Jonas Gahr Stoere, y su delegación, según han informado medios de comunicación noruegos, han sido evacuados al sótano del hotel como medida de seguridad. El periodista noruego Carsten Thomassen ha fallecido hoy como consecuencia de las heridas sufridas, ha informado la edición digital del

periódico Dagbladet, para el que trabajaba.

En el ataque también han resultado heridas otras seis personas, entre ellas un funcionario del ministerio de Asuntos Exteriores noruego, cuyo estado es grave.

Bashary ha explicado que el atentado se produjo en tres partes: primero un terrorista suicida detonó una bomba que llevaba adosada al cuerpo, a continuación se produjo otra explosión cuyo origen está aún sin concretar y, finalmente, se desencadenó un tiroteo. El portavoz afgano ha insistido en que las investigaciones continúan

para esclarecer más detalles.

Un huésped ha contado a la cadena británica BBC que hubo una fuerte explosión seguida de disparos. El Hotel Serena es un establecimiento de cinco estrellas frecuentado principalmente por ciudadanos extranjeros que viajan a Afganistán.

Por su parte, fuentes talibanes han dicho a la BBC que cuatro combatientes atacaron el hotel y que al menos uno de sus suicidas logró inmolarse. Zadihullah Mujahid, portavoz de los talibanes, ha comentado a la cadena británica que los cuatro atacantes iban armados con rifles Kalashnikovs y granadas. Ha informado que uno de los hombres logró dejar sus explosivos dentro de hotel y los otros escaparon. Esta información no ha sido confirmada por las autoridades afganas.

Lo más visto en...

Top 50