Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pakistán aplaza las elecciones al 18 de febrero por el asesinato de Bhutto

Un equipo de Scotland Yard viajará próximamente a ese país para determinar los responsables del atentado

Las elecciones legislativas en Pakistán se celebrarán el próximo 18 de febrero en vez del 8 de enero, como estaba previsto. Así lo ha confirmado este miércoles la Comisión Electoral paquistaní, que estima que tras el asesinato el pasado jueves de Benazir Bhutto, la ex primera ministra y gran favorita a repetir en el puesto, no se dan las circunstancias para una jornada electoral en seis días.

Asimismo, el presidente Pervez Musharraf ha anunciado hoy en un discurso dirigido a la nación que un equipo de Scotland Yard de Reino Unido viajará a Pakistán próximamente para ayudar en las investigaciones sobre los responsables del atentado mortal contra la líder opositora.

Los dos principales partidos de oposición, el de Bhutto y el de Nawar Sharif, han confirmado que estarán presentes presentes en los comicios. El presidente paquistaní, Pervez Musharraf, también se ha mostrado de acuerdo con la decisión de la Comisión Electoral, mientras hizo un llamamiento a la población para que se acaben los disturbios y saqueos, sobre todo en la provincia de Sindh, donde se han registrado los peores actos de violencia desde la muerte de Bhutto.

"La destrucción que ha afectado a nuestra infraestructura hace necesario postergar las elecciones. Siempre hemos dicho que unas elecciones transparentes, independientes y justas son necesarias y lo haremos con la ayuda de Dios", ha dicho Musharraf en su mensaje.

Aunque en principio los partidos de la oposición al presidente del país, Pervez Musharraf, eran contrarios a cualquier aplazamiento, ayer ya dejaron caer que podrían aceptar un pequeño retraso. De hecho, la Liga Musulmana de Pakistán-N de Nawar Sharif ya ha anunciado que participará en los comicios. También el Partido Popular de Pakistán, dirigido ahora por el hijo de la ex primera ministra asesinada, ha confirmado su presencia en las elecciones.

El jefe de la Comisión Electoral, Qazi Mohammad Farooq, ha informado del retraso en rueda de prensa y ha justificado la decisión en la situación que atraviesa el país tras el asesinato. Nada más conocerse la muerte de Bhutto, máxima favorita a convertirse de nuevo en primera ministra, se sucedieron las manifestaciones de protesta de sus simpatizantes, protestas en las que, según el Gobierno, han muerto 58 personas. Además, varias oficinas electorales, sobre todo de la provincia de Sindh, de donde era originaria Bhutto, han sido quemadas por los manifestantes con todo el material para las elecciones.

Musharraf ha informado que los disturbios y saqueos han dejado más de 100 millones de rupias (1,1 millón de euros) en pérdidas. "Es hora de que tengamos reconciliación política y no confrontaciones y pido a los partido que entiendan que estamos pasando por un momento delicado y que piensen no solo en los intereses particulares sino en Pakistán. Estamos en gran peligro, estamos en tiempos difíciles, los partidos políticos no deberían aumentar las dificultades" ha dicho Musharraf.

Investigación

En relación a la muerte de Bhutto, Musharraf ha compartido la tristeza y la ira de los seguidores del Partido Popular de Pakistán y ha pedido a los medios de comunicación que no contribuyan a la confusión existente con la presentación de vídeos y pruebas. "Todo ello es crítico y es necesario que los expertos sean quienes evalúen y analicen tales pruebas".

"Hemos decidido pedirle a Scotland Yard que nos ayuden en la investigación. Este equipo vendrá pronto a Pakistán para ayudar en nuestra investigación, y lo que hagamos será complementado con el equipo británico", ha informado Musharraf, quien agradeció al primer ministro Gordon Brown su ayuda para esclarecer el magnicidio que ha causado conmoción mundial.

Asimismo, el ministro de Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, que se ha entrevistado con Musharraf le ha ofrecido la ayuda de "expertos" europeos para aclarar las circunstancias de la muerte de la candidata del Partido Popular de Pakistán y la responsabilidad del atentado.

Según el portavoz del Ministerio paquistaní de Exteriores, "el Gobierno se ha comprometido a una investigación en profundidad y transparente [sobre el asesinato] y está abierto a cualquier ayuda extranjera

Bhutto murió el pasado día 27 en un atentado al término de un mitin electoral. Un terrorista disparó contra ella e instantes después otro detonó un cinturón de explosivos. Según el Gobierno, Bhutto murió al golpearse la cabeza con la palanca del techo solar del coche por la onda expansiva. Sin embargo, el PPP discrepa de esta versión y cuestiona también la autoría del atentado, atribuida por el Gobierno al líder tribal presuntamente vinculado con Al Qaeda Babatullah Mehsud. Por ello, ha reclamado una investigación de la ONU.

Musharraf ha asegurado hoy ante el país que grupos vinculados a la organización extremista Al Qaeda están detrás del asesinato de Bhutto.