Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una huelga de transportes deja a los italianos a pie por ocho horas

La protesta ha provocado la cancelación de 18 vuelos entre Barajas y varias ciudades italianas

Italia ha vivido hoy una huelga general de transportes, que ha obligado a la cancelación de centenares de vuelos y ha paralizado la circulación de trenes, autobuses y hasta barcos, en una acción convocada por los trabajadores que demandan más inversiones en este sector.

La huelga, la primera de estas características que vive el país en 25 años, ha provocado la cancelación de 217 vuelos naciones e internacionales de Alitalia, la aerolínea bandera de Italia, entre ellos, 18 procedentes de Barajas. La protesta ha comenzado a las 08.00 GMT y ha terminado a las 16.00 GMT. Según los sindicatos organizadores, la huelga ha registrado "adhesiones altísimas en todos los sectores y todas las ciudades de Italia, con puntas de hasta 100 por 100".

La movilización ha sido convocada por las secciones de transportes de los principales sindicatos, Cgil, Cisl, Uil y Ugl, para pedir una política de transportes y para protestar contra los cortes de los recursos destinados al sector en los presupuestos de 2008.

En Roma, los sindicatos han afirmado que la protesta ha tenido una adhesión del 72% entre el personal de los autobuses y tranvías, con las dos líneas del metro cerradas a partir de las 07.00 GMT. En Milán, el seguimiento de la huelga ha sido de casi el 50% en los transportes municipales de superficie, mientras las tres líneas de metro permanecen cerradas y los trenes no circulan.

Los aeropuertos de la ciudad, Malpensa y Linate, han cancelado en total algo más de 200 vuelos, de ellos 149 en el primero de ellos, en el que se operan la mayor parte de los trayectos internaconales. La circulación de los trenes también ha quedado bloqueada en el país, según los sindicatos, que han informado de un seguimiento del 90% de la huelga con el respeto de las franjas de servicio garantizado.

El secretario general de la sección de transporte del sindicato Cisl, segundo del país, Claudio Claudiana, ha destacado la "parálisis total" del transporte por el alto seguimiento de la huelga. En un comunicado Claudiani ha afirmado que la gran movilización de hoy impone que el Gobierno "afronte de cara" la cuestión de los transportes, que representa un elemento crucial para asegurar a los ciudadanos y las empresas servicios eficientes y competitivos.

Los sindicatos piden al Gobierno del primer ministro Romano Prodi, respuestas concretas para dar solución a los "graves problemas abiertos" dentro de un política de transportes que se debe reconstruir.