Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana se muestra "decepcionado" tras la reunión con el responsable nuclear iraní

Sayed Yalili ha afirmado que es "inaceptable" pedir a Irán que suspenda el programa de enriquecimiento de uranio

El responsable de la política exterior de la UE, Javier Solana, ha dicho sentirse "decepcionado", tras una reunión de cinco horas en Londres con el principal negociador iraní en materia nuclear, Sayed Yalili, quien se ha mostrado desafiante y ha afirmado hoy que es "inaceptable" pedir a Irán que suspenda el programa de enriquecimiento de uranio. Yalili ha agregado que Teherán seguirá su programa atómico incluso si el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprueba imponer nuevas sanciones a la república Islámica.

"Irán ha eliminado las preocupaciones y cooperado con el OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica). Pero si algunos países quieren usar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y sus resoluciones para detener el trabajo nuclear de Irán, seguramente no tendrán éxito", ha dicho el representante iraní a los periodistas en Londres.

Solana ha afirmado que seguirá manteniendo contactos telefónicos con Yalili antes de que termine este año, de cara a una posible reunión en el futuro "si las circunstancias lo permiten". "Tengo que admitir que, tras una reunión de cinco horas, yo esperaba más. Por tanto, estoy decepcionado", ha afirmado el Alto Representante de la UE para la Política Exterior.

Ya existían dudas antes de iniciarse la reunión de que Irán se plegara a la exigencia de la ONU de que abandone su programa de enriquecimiento de uranio para evitar nuevas sanciones.

Solana debe presentar a principios de diciembre un informe sobre la cooperación de Irán con la comunidad internacional sobre su polémico programa nuclear. Las potencias occidentales, con EE UU a la cabeza, temen que Irán esté intentando dotarse de la bomba atómica, mientras que Teherán sostiene que su programa nuclear tiene fines puramente civiles, para producir electricidad.

Un portavoz de la delegación iraní había declarado antes de la reunión de que se iban a presentar "nuevas ideas al señor Solana", ideas que, al parecer, no han convencido al representante europeo, quien ha acudido al encuentro con espíritu abierto, aunque "sin nuevas proposiciones", según su portavoz Cristina Gallach.

La reunión estaba destinada al fracaso desde el comienzo, teniendo en cuenta las últimas declaraciones del Gobierno iraní. El ministro de Exteriores, Manuchehr Mottaki, ha dicho hoy que "Irán nunca abandonará el camino que ha elegido y que está decidido a seguir" hacia la obtención de tecnología nuclear. La comunidad internacional exige a Teherán que abandone su programa de enriquecimiento de uranio como punto de partida para comenzar un proceso negociador por el que se ofrecería a Irán una serie de beneficios económicos.

Mañana, Solana rendirá cuenta de la entrevista a los representantes de las seis potencias que negocian con Irán sobre el programa nuclear iraní (Francia, Reino Unido, EE UU, Rusia, China y Alemania), en una reunión en París. El informe de Solana y el del Organismo Internacional de la Energía Atómica serán clave para decidir nuevas sanciones contra Irán en el seno de la ONU.

Mottaki ha lanzado esta mañana sus proclamas contra EE UU, principal enemigo del régimen de Teherán. Para el ministro iraní Washington "ha perdido ya en la batalla nuclear con Irán". "EE UU está encolerizado con Irán. Bush quizá quiere acciones puntuales contra Irán, pero lo que le retiene es que no puede prever qué pasará tras el primer golpe", ha dicho.