Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren los 57 ocupantes de un avión en un accidente en Turquía

La nave, de Atlasjet, desapareció de los radares esta madrugada, cuando iba a aterrizar en el aeropuerto de Esparta

Cincuenta y siete personas han muerto hoy al estrellarse en el centro de Turquía el avión en el que viajaban, por razones aún desconocidas, según han informado fuentes de la aerolínea AtlasJet, a la que pertenecía el aparato, a las televisiones turcas.

La aeronave tipo MD83 de la compañía privada de aviación AtlasJet había despegado del aeropuerto Ataturk de Estambul a las 0.51 hora local (22.51 GMT) con 50 pasajeros y siete miembros de la tripulación, todos de nacionalidad turca. A las 1.45 hora local (23.45 GMT), cuando se disponía a aterrizar en el Aeropuerto Suleyman Demiral de Esparta, a unos 150 kilómetros al norte del centro turístico de Antalya, la nave desapareció de repente de los radares de control.

Según fuentes oficiales, no ha habido ninguna comunicación sobre eventuales problemas técnicos o relacionados con el tiempo y el contacto con el avión se interrumpió casi inmediatamente después de que los pilotos recibieran el correspondiente permiso de aterrizje.

Unas cuatro horas después, los restos del fuselaje de la nave han sido divisados por los helicópteros, que habían partido desde Ankara con los equipos de rescate, en una zona montañosa, a 1.800 metros de altura, cerca de la aldea de Cukuroren y la ciudad de Keciborlu. "Un helicóptero pudo aterrizar junto a los restos del avión. Los equipos de rescate lograron llegar allí. Desgraciadamente, nadie está vivo. Dios los bendiga", ha dicho el presidente de las compañía privada Aerolíneas Atlasjet, Tuncay Doganer.

"El accidente parece increíble. El avión vio el aeropuerto y luego desapareció. Los pilotos tenían mucha experiencia. Todo estaba normal. La gran cuestión es cómo se estrelló con tan buen tiempo y con todo tan normal", ha añadido el responsable de la aerolínea. Doganer ha señalado que sólo después de que se encuentre la caja negra y se decodifique y analicen los datos de ese registrador de vuelos, podrá determinarse la causa del accidente.

El avión había sido alquilado a la compañía World Focus Airlines y, según Doganer, no había registrado problemas técnicos antes de este siniestro, si bien partió de Estambul con un retraso de hora y media. "El retraso no tuvo nada que ver con ningún problema técnico", ha dicho el presidente de la aerolínea.

Tanto en Estambul como en Esparta se han instalado centros de crisis para atender a los familiares de los pasajeros.