Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia reprime a un grupo de opositores que pedía la liberación de Kaspárov

20 de los opositores, que habían montado un curioso piquete, han sido detenidos

Las autoridades rusas han actuado hoy contra las personas que se han acercado al centro de detención donde está el ex campeón mundial de ajedrez Gari Kaspárov desde el sábado por participar en una manifestación contra el régimen de Vladímir Putin. La policía ha arrestado a una veintena de personas, entre las que destacan el líder de las juventudes del partido liberal Yábloko, Iliá Yashin y el escritor satírico Víctor Shenderóvich.

Las detenciones han comenzado después de que terminaran su participación en el piquete non stop los dirigentes del partido Unión de Fuerzas de Derecha, Nikita Belij y Borís Nemtsov, quienes como candidatos a diputados en las legislativas del próximo domingo tienen inmunidad.

Ludmila Mánina -secretaria de prensa de la coalición La Otra Rusia, uno de cuyos líderes es Kaspárov-, ha relatado que las autoridades han utilizado los servicios de provocadores para poder realizar los arrestos. El Ayuntamiento de Moscú había dado autorización para un piquete de una sola persona frente a Petrovka 38, sede de la Policía de Investigaciones donde está detenido Kaspárov, y los opositores se iban reemplazando uno a otro, pero de cuando en cuando se les unía un provocador. En ese momento intervenía la policía, que detenía a ambos, pero poco después dejaba libre al provocador y enviaba al miembro de la oposición al juzgado. Con este método la policía detuvo a cerca de 20 personas, entre los que había varios periodistas.

Anatoli Kárpov, también ex campeón mundial de ajedrez, fue ayer a visitar a su gran rival, pero no le permitieron verlo, a pesar de que él es miembro de la Cámara Pública ?institución consultiva auspiciada por el Kremlin para supervisar los proyectos de ley y hacer de puente con la sociedad civil- y como tal tiene derecho a visitar a los detenidos.

Kárpov dejó claro que no iba a solidarizarse con las ideas políticas de Kaspárov, que no comparte, pero que le preocupaba la suerte de su colega. "Creo que he pasado con Kaspárov más horas ante el tablero que con cualquier otra persona", comentó Kárpov. Clara Shaguénovna, la madre de Kaspárov, también intentó visitarle y llevarle unas hamburguesas rusas que le gustan, pero tampoco la dejaron verlo, aunque prometieron hacerle llegar la comida.

Mientras tanto, el presidente Vladímir Putin ha recibido en el Kremlin al cuerpo diplomático y le ha hecho saber que no permitirá que la política interior de su régimen "sea corregida desde fuera", es decir, desde el extranjero. Al mismo tiempo, el líder ruso ha asegurado que las parlamentarias del domingo serán "limpias" y "transparentes".