Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente libanés deja el cargo sin que el Parlamento haya elegido todavía a su sucesor

Lahud deja en manos del Ejército la seguridad de Líbano.- El Parlamento libanés aplaza hasta el próximo viernes la elección del jefe de Estado ante la falta de acuerdo entre las distintas facciones

El presidente de Líbano, Emile Lahoud, ha abandonado esta medianoche (23.00 hora peninsular española) el cargo sin que el Parlamento haya elegido todavía a su sucesor. El presidente saliente ha abandonado del palacio presidencial, situado en el barrio beirutí de Baabda. Cuando se enteraron de la noticia, unos 2.000 partidarios del primer ministro, Fuad Siniora, que estaban en las calles de un barrio suní de la capital libanesa, mostraron su alborozo lanzando fuegos artificiales, tocando tambores y gritando "¡Lahoud fuera!".

Horas antes de expirar su mandato, Emil Lahud, pidió al Ejército que se haga cargo de la seguridad de Líbano. El Parlamento libanés ha decidido este viernes aplazar hasta el próximo viernes día 30 la elección del jefe de Estado del país ante la falta de acuerdo entre las distintas facciones.

En un comunicado, Lahud ha manifestado que ante "los peligros que entraña el estado de emergencia" confía al ejército la seguridad del país. El Gobierno, encabezado por el primer ministro Fuad Siniora, se ha apresurado a rechazar la orden. La Constitución exige que el Gobierno apruebe la declaración del estado de excepción para que éste se lleve a la práctica, pero Siniora ha rechazado la medida anunciada por Lahoud. El Ejecutivo ha asegurado que la medida "no tiene valor" y que es "inconstitucional", por lo que, en su opinión, es "como si no se hubiese declarado". Más tarde, un comunicado oficial señalaba que el Gobierno de Siniora "continúa haciéndose cargo de sus responsabilidades y ejerciendo su plena autoridad".

No obstante, las Fuerzas Armadas ya están alerta por si ocurriesen incidentes violentos en las calles. Cientos de efectivos han sido desplegados en tanques, vehículos blindados y todoterrenos en los cruces de carreteras que conducen a Beirut y en el centro de la capital, en donde se encuentra el Parlamento.

La partida de Lahud, que ha servido en su puesto durante un mandato de seis años prorrogado luego por un periodo excepcional de otros tres, tiene lugar horas después que el Parlamento fracasara por cuarta vez en su intento por elegirle un sucesor. Lahud considera el actual gobierno de Fuad Siniora es "anticonsitucional" debido a que no hay representantes de la comunidad chii en su seno, ya que cinco de estos y un cristiano aliado de Lahud dimitieron hace un año, desatando una crisis política que tiene paralizado el país.

Hizbulá no vota

El presidente de la Cámara, Nabih Berri, ha decidido este aplazamiento excepcional "para permitir consultas adicionales que permitan un consenso para la elección", según un comunicado emitido por su oficina. El Gobierno de Fuad Siniora, del partido contrario.

Berri, aliado de la oposición encabezada por Hizbulá, ha esperado alrededor de media hora desde el inicio previsto para la sesión de votación, hasta comprobar que el hemiciclo no reunía el quórum necesario de dos tercios de la Cámara, como en las tres citas anteriores.

Los diputados de Hizbulá no entraron en el hemiciclo, pero estuvieron presentes en los pasillos del Parlamento, donde reiteraron a los periodistas su voluntad de llegar a un acuerdo con la mayoría. Ese acuerdo no se ha logrado durante los últimos tres meses pese a mediaciones como la del Patriarca maronita o la del Gobierno francés.

Según aseguraron diputados de todas las tendencias, sí hay un acuerdo para permitir que el Gobierno del actual primer ministro, Fuad Siniora, siga en el poder, pese a que Lahud abandone esta noche el Palacio Presidencial de Baabda, al término de su mandato.

Negociaciones

Previamente, los ministros de Exteriores de Francia, España e Italia se habían mostrado pesimistas sobre el futuro político de Líbano del que han dicho que "esperan un milagro". El plazo para la elección de un nuevo presidente libanés se agotaba en la jornada de hoy y, tras infructuosas reuniones con varios líderes libaneses, los ministros han creído en todo momento poco probable que se consiga un acuerdo.

Los diputados de la mayoría se reunieron el jueves de urgencia para estudiar la última propuesta de Aoun -la candidatura de Pierre Daccache y el reparto equitativo de los escaños parlamentarios y los ministerios importantes-, que rechazaron por "anticonstitucional". En un comunicado publicado al término de la reunión, el grupo afirmó que "no aceptará ningún acuerdo que viole la Constitución".

Las Fuerzas del 14 de Marzo, coalición anti-siria mayoritaria en el Parlamento, han rechazado la propuesta presentada "in extremis" por el líder cristiano Michel Aoun para conseguir un candidato consensuado a la presidencia libanesa.

Aoun proponía además que la mayoría parlamentaria eligiera a un presidente que no sea de su grupo, mientras que la oposición hace lo mismo con un primer ministro que no proceda de sus filas, y proponía además que el presidente solo esté en el cargo dos años, hasta la celebración de elecciones municipales.