Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin de la huelga de transporte en Francia tras un acuerdo laboral

El presidente francés resalta que ha mantenido su promesa de reformar los regímenes especiales de jubilación, aunque los trabajadores obtienen compensaciones salariales.- El paro ha durado nueve días

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy ha proclamado este viernes su victoria sobre los sindicatos y funcionarios franceses, en huelga desde la semana pasada, tras el principio de acuerdo alcanzado ayer. El regreso al trabajo de los empleados de empresas públicas de transporte permite hoy un servicio casi normal en los trenes y en la red urbana de París y su región, según datos difundidos por las compañías.

Después de nueve días de paro, las asambleas de trabajadores de empresas como la de ferrocarriles SNCF y la parisina RATP votaron el retorno a la actividad laboral, gracias a las ofertas de los directivos que suavizan el proyecto gubernamental de reformar el modelo de acceso a la pensión, excusa de la movilización.

El Presidente canta victoria

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha aprovechado un acto público sobre internet para cantar victoria por el final del conflicto y el hecho de que el Gobierno haya salvado su idea de prolongar el período de cotización de los trabajadores de las empresas en huelga. "Esa reforma la prometí y la he mantenido, porque es equitativa y necesaria", ha destacado Sarkozy, que ha rendido homenaje a los usuarios de los transportes, "tomados como rehenes" durante días.

Aunque los sindicatos se reservan la posibilidad de reanudar la huelga en los días previos a la Navidad si las negociaciones iniciadas el miércoles no avanzan de manera satisfactoria, el Gobierno considera el conflicto superado y el presidente ha anunciado que en los próximos días anunciará la estrategia para incrementar el poder adquisitivo de los ciudadanos en general, un factor que

considera clave para su credibilidad.

Normalidad

A primeras horas de la mañana, en la hora crítica de acceso al trabajo para muchos ciudadanos, el servicio era normal en once de las catorce líneas del metro de París, mientras que en las otras oscilaba entre uno y dos tercios de los convoyes habituales. Los cercanías funcionan como en época normal y los autobuses al 80%. En cuanto a los trenes, están garantizados hoy los de alta velocidad que unen París con las provincias y con el extranjero, pero sólo la mitad de los que unen provincias entre sí. Otras líneas de largo recorrido están al 33% y los regionales a dos tercios del servicio habitual. La recuperación del ritmo de actividad habitual se hará a lo largo de los próximos días, hasta el lunes, según la previsión de las compañías.

La justificación es que, aunque todos los empleados están en sus puestos, es necesario llevar a cabo una serie de operaciones de puesta a punto y de control de la seguridad de los vehículos, locomotoras y los convoyes después de permanecer varios días inutilizados. Los huelguistas han decidido suspender el movimiento, pero están a la espera de cómo evolucionen las negociaciones, ya que si les convencen podrían volver a conocer acciones en los días previos a las fiestas navideñas.