Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de partidarios de Evo Morales marchan en La Paz y Sucre para presionar a la oposición

Los seguidores del presidente boliviano reclaman el desbloqueo de la Asamblea Constituyente y de los proyectos del Ejecutivo en el Senado

Miles de partidarios del presidente boliviano, Evo Morales, han llegado hoy a Sucre dentro de las marchas progubernamentales a esta ciudad y La Paz para reclamar el desbloqueo de la Asamblea Constituyente y de los proyectos del Ejecutivo en el Senado, controlado por la oposición. Una de las marchas se dirige por el altiplano andino a La Paz, sede del Gobierno, a donde llegará el lunes para presionar al Senado, que ha bloqueado decenas de proyectos del Gobierno.

Seguidores de Morales de la vecina ciudad de El Alto, la más pobre del país y donde el presidente tiene más apoyo, han llegado a Sucre, la capital oficial del país, que tiene varios de sus accesos bloqueados, según fuentes sindicales.

En coincidencia con estas manifestaciones, el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, advirtió anoche en un foro académico de que se avecina más "tensión" entre las fuerzas enfrentadas en este país de casi diez millones de habitantes.

Linera afirmó que Morales creyó "posible" construir un nuevo Estado mediante el "diálogo y los pactos", pero ahora se acerca "un momento de mucha tensión y habrá que ver qué es lo que sucede", según publica hoy la prensa local. "Este momento está más cerca de lo que parece", agregó Linera, en un mensaje que analistas y diplomáticos acreditados en La Paz interpretan como un aviso de que Morales, bloqueado por la oposición en el Senado y la Constituyente, se dispone a tomar medidas de fuerza.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Regional de El Alto, Edgar Patana, que encabezó el miércoles una marcha de 10.000 partidarios de Morales que protestó ante el Senado, declaró que "ha comenzado la batalla decisiva, la última que esperaba el pueblo".

Fuentes diplomáticas han revelado que varias embajadas en La Paz están actualizando planes para evacuar a sus nacionales, en caso de que la confrontación degenere en violencia, y países vecinos, como Brasil, se preparan para el caso de que haya éxodos masivos. Durante la marcha de ayer ante el Senado, algunos sectores radicales aimaras, la etnia de Morales, hablaron de una guerra civil si la Constituyente fracasa. No obstante, el portavoz presidencial, Alex Contreras, ha dicho hoy que el Gobierno "no cree que se generará una guerra civil", e incluso ha pedido desmovilizar a quienes protestan en Sucre, para evitar enfrentamientos con opositores.