Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una gran coalición política para abordar la independencia de Kosovo

Los principales líderes políticos aseguran que se alcanzará la unión porque "no hay otra opción para la independencia"

Kosovo se dirige hacia una gran coalición política para abordar con Serbia la demanda de independencia de la mayoría albanesa.

Un destacado responsable del Partido Democrático de Kosovo (PDK) de Hashim Thaçi, que obtuvo ayer la victoria en las elecciones parlamentarias del sábado, ha dicho hoy a Reuters que una coalición con la Liga Democrática de Kosovo (LDK) era "lo más probable, dado que no hay otra opción".

El PDK y la LDK han sido rivales encarnizados desde que los combatientes rebeldes de Thaçi eclipsaron la política del LDK de resistencia pasiva al gobierno serbio en los 90, bajo la batuta del líder independentista fallecido Ibrahim Rugova.

"Con nuestra victoria hoy comienza un nuevo siglo", ha dicho Thaçi ante sus seguidores, seis horas después de que cerraron las urnas con un resultado parcial que apunta a una ajustada mayoría del candidato.

"Demostramos que Kosovo está listo para avanzar hacia la libertad e independencia", ha declarado Thaçi, cuyo PDK se formó a partir del Ejército de Liberación que se reveló contra Serbia en 1998.

El PDK ha alcanzado cerca de un 35% de los votos en una elección empañada por la baja participación y por el boicot serbio en protesta por los planes de independencia albaneses.

En segundo lugar ha quedado la Liga Democrática de Kosovo, que dominó durante mucho tiempo la política kosovar bajo Rugosa y que tras las votaciones ha logrado cerca de un 22% de los sufragios.

Todos los partidos respaldan medidas para una inmediata independencia de Serbia para la provincia, que se encuentra bajo la administración de las Naciones Unidas y protección de la OTAN desde 1999.

Negociaciones

El 10 de diciembre concluyen las negociaciones entre las delegaciones de Belgrado y Pristina auspiciadas por la troika -Unión Europea, Estados Unidos y Rusia. La posibilidad que de ese diálogo de sordos que se desarrolla en Viena surja un compromiso al gusto de todos, que permita una independencia bendecida por el Consejo de Seguridad, está descartada.

Todo apunta a que la nueva formación kosovar, ante las dificultades de llegar a un acuerdo, anunciará en los próximos días una fecha para la independencia pero no la independencia en sí misma. Será en el Consejo Europeo de los días 13 y 14 de diciembre donde seguramente se cocine algún tipo de declaración bajo el impulso de Alemania, Francia y Reino Unido, principales partidarios europeos de la independencia de Kosovo.