Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El objetivo del asesino del instituto de Finlandia era la directora

La policía investiga las circunstancias de la tragedia mientras el país vive una jornada de luto

Finlandia vive hoy un día de luto tras la muerte de seis alumnos y dos adultos en un instituto a manos de un estudiante perturbado que posteriormente se suicidó y que había anunciado la matanza a través de un vídeo colgado en YouTube. Mientras, la policía sigue investigando los motivos que llevaron al estudiante a emprenderla a tiros en su propia escuela. Se ha sabido que tomaba antidepresivos y que su único objetivo era la directora del centro, a la que mató, disparando después aleatoriamente.

Aunque aparentemente normal para sus compañeros de instituto, hoy se ha sabido que el autor de la matanza, Pekka-Eric Auvinen, padecía trastornos psicológicos y que tomaba antidepresivos para combatirlos. Según sus profesores, Auvinen tenía una inteligencia superior a la media, y en palabras de un antiguo compañero, sufrió en ocasiones acoso escolar por parte de algunos compañeros, lo que pudo a llevarle a adoptar una visión extremadamente radical de la sociedad, que acabó expresando en Internet antes de cometer la matanza.

"La humanidad está sobrevalorada", "No merece la pena luchar por ella, sólo merece la pena matar", son algunas de las frases que dejó en su testamento en YouTube, donde había colgado varios vídeos siniestros durante meses, el último de los cuales anunciaba la matanza: "eliminaré a todos los que considere incapacitados, vergüenzas de la raza humana y fracasos de la selección natural".

Además, los primeros indicios apuntan a que el asesino sólo tenía un objetivo claro, la directora del centro, quien murió de forma casi instantánea, y que disparó a otros seis estudiantes y la enfermera del centro de forma aleatoria.

También se ha sabido que Auvinen consiguió el permiso de armas hace tan sólo un mes y ya pertenecía a un club de tiro local. La tragedia podría cambiar los planes del Gobierno, que planeaba oponerse una nueva legislación europea para hacer más duros los requisitos para que los jóvenes puedan poseer armas, según informó el ministro de Comercio.

Luto

En el país, donde, pese a la alta tase de armas per capita son muy raros los incidentes armados, se vive un día de luto decretado por el primer ministro, Matti Vanhanen. Las banderas ondean a media asta en todos los edificios públicos del país, y a las diez de la mañana (8.00 GMT) se ha guardado un minuto de silencio en el patio del instituto de Jokela, donde se produjo la matanza. La mayoría de las escuelas y centros públicos del país se han unido a este gesto para rendir un último homenaje a las víctimas de una tragedia que ha conmocionado al país nórdico.

Siempre apegados a las nuevas tecnologías, los finlandeses se han convocado para un gesto de recuerdo a través de mensajes de móvil. "A las seis de la tarde, encenderemos una vela en la ventana de la cocina para recordad a las víctimas del crimen de la escuela. Espero que te unas a nosotros para recordar a nuestros alumnos y a la profesora, que ayer mismo por la mañana creían en el futuro", dice uno de esos mensajes, enviados en cadena.