Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Han sido unos días largos y horribles"

Una de las azafatas españolas liberadas cuenta sus días de arresto en Chad

Días "interminables" y "horribles". Con estas palabras ha calificado la azafata de Girjet Tatiana Suárez, una de las retenidas durante 10 días en Chad y liberada ayer, su arresto en el país africano. Según ha afirmado, "la experiencia de la cárcel fue horrible" y los días "parecían interminables". Los sobrellevaba "como podía" siempre con la familia en mente.

Tatiana Suárez pisó anoche España tras diez días arrestada en Chad por formar parte de la tripulación de un vuelo que, contratado por la ONG francesa El Arca de Zoé, debía llevar a Francia a 103 niños, en teoría huérfanos de la región sudanesa de Darfur, para ser acogidos por familias francesas. Las autoridades chadianas retuvieron el avión y a sus ocupantes al comprobar que no eran tales huérfanos, sino niños chadianos con familia. Detuvo además a los siete tripulantes españoles del avión y a nueve franceses, seis miembros de la ONG y tres periodistas. Cuatro azafatas españolas y los reporteros volvieron anoche a casa en el avión del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que viajó a Chad para llevar a cabo las gestiones que han permitido las liberaciones.

Ya más tranquila, Suárez ha explicado hoy "durante aquellos días que me parecían interminables, sólo pensaba en mi familia, en lo mal que lo estaría pasando y lo que estaba sufriendo; yo lo iba sobrellevando como podía, aunque la experiencia de la cárcel fue horrible". Para la auxiliar, "fueron unos días largos y tristes" que sólo desea olvidar. "Deseo intentar que todo pase con el apoyo incondicional que he recibido de mi familia". La joven regresó ayer a su casa de Madrid acompañada de su madre y hoy ha podido reunirse con su padre, que se desplazó desde Asturias a la capital a primera hora.

"Llevaba días deseando abrazar a mi familia y contarles lo sucedido, deseaba con todas mis fuerzas llegar a casa y ahora por fin a su lado sólo espero y deseo que lo antes posible mis tres compañeros que se han quedado allí regresen también a sus casas", ha dicho.

La joven ha expresado su deseo de volver a Asturias acompañada de su familia. "Ahora sólo quiero estar con ellos, descansar unos días y lo antes posible regresar a mi casa, a Arriondas, para ver a mis amigos y más gente; sé que todos han estado muy preocupados por mi y agradezco el interés que todos han mostrado".

La auxiliar de vuelo ha eludido referirse a la labor realizada por la ONG francesa, ni tampoco a los niños que iban a ser trasladados a Francia. Tampoco ha querido hablar sobre las gestiones diplomáticas realizadas por los Gobierno de Francia y España para sacarles de Chad. "Ahora sólo quiero olvidar todo cuanto antes".