Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Chad confía en la pronta liberación de los españoles y algunos franceses

Cruz Roja, ACNUR y UNICEF relatan el estado de los menores que la ONG francesa El Arca de Zoé intentaba sacar de Chad.- Según el informe, 85 proceden de la zona fronteriza entre este país y su vecino Sudán

El presidente de Chad, Idriss Déby, ha dicho hoy que confía en que los periodistas franceses y la tripulación del avión español detenidos desde el pasado jueves en Abeché en conexión con un supuesto secuestro de niños "puedan ser liberados pronto".

"Confío en que el sistema judicial chadiano pueda arrojar luz rápidamente sobre este asunto y que tanto los periodistas como los tripulantes (españoles) puedan ser liberados, pero no puedo forzar la mano de la Justicia, hay que seguir los procedimientos" legales, ha afirmado Déby en una rueda de prensa en Abeché.

El mandatario ha confirmado que habló por teléfono ayer con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien le solicitó que intercediera para lograr la liberación de los periodistas.

Diecisiete europeos -nueve franceses, siete españoles y un belga- han sido inculpados por tratar de sacar ilegalmente de Chad a 103 niños que la ONG `Arca de Zoé? supuestamente planeaba trasladar a Francia para que fueran adoptados.

Según ha podido constatar el personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), al menos 85 de los 103 menores que la ONG El Arca de Zoé aseguraba que eran huérfanos de Darfur proceden de la zona fronteriza entre Chad y Sudán y 91 de ellos han señalado que tienen "al menos un familiar adulto".

En un comunicado conjunto de estos tres organismos explican que desde entonces han intentado "responder a las necesidades de los 103 niños que se encuentran en un orfanato en esta ciudad. Según los tres organismos, "las entrevistas llevadas a cabo durante varios días a las 21 niñas y 82 niños con edades entre los 1 y los 10 años, algunos de los cuales no son capaces de proporcionar información debido a su edad, sugieren que 85 de ellos provienen de localidades de la región fronteriza entre Chad y Sudán, situadas en las zonas de Adré y Tiné".

Asimismo, en sus conversaciones con el personal humanitario "91 niños se han referido a un entorno familiar constituido por al menos una persona adulta al que han considerado como un pariente". Ahora, añade el comunicado, "continúan las entrevistas con los doce restantes con el fin de reunir información que permita avanzar en la búsqueda de sus familias o parientes".

El objetivo de las entrevistas con los menores también era, añaden las organizaciones, "recabar elementos que permitan reconstruir su recorrido y les permitan, en la medida de lo posible, reanudar una vida como niños lo más normal posible".

Reconstrucción de su historia

"Los equipos del CICR, ACNUR y UNICEF, sus socios, como la Cruz Roja Chadiana, y las autoridades chadianas prosiguen sus esfuerzos para reconstruir la historia, el estatus y la identidad de estos niños con el fin de adaptar su acción, caso por caso y en función de las necesidades y de la situación específica de cada uno de ellos", explican en su comunicado, precisando que su acción es "apoyo a las autoridades y se basa en los principios de imparcialidad y no discriminación".

En este sentido, precisan que la información que han reunido hasta ahora se la han hecho llegar a las autoridades chadianas, "bajo cuya responsabilidad se encuentran los menores".