Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Sudán anuncia un alto el fuego unilateral en Darfur

El anuncio se ha producido en la conferencia de paz sobre el conflicto en la región sudanesa que ha comenzado hoy en Libia

Sirte (Libia) / Túnez

El Gobierno de Sudán ha anunciado hoy un alto el fuego "unilateral" en Darfur en la conferencia de paz sobre el conflicto en la región sudanesa que ha arrancado este sábado en la ciudad libia de Sirte bajo el patrocinio de la ONU y la Unión Africana (UA), con la ausencia de varios movimientos rebeldes que han decidido boicotearla y que han mostrado sus "dudas" respecto al anuncio del Ejecutivo sudanés.

"Nosotros anunciamos un alto el fuego desde este momento, y lo respetaremos unilateralmente", ha declarado el consejero presidencial Nafie Ali Nafie en Sirte. La respuesta de los rebeldes ha sido casi inmediata: "el Gobierno sudanés ha decretado ya varias veces desde 2004 el alto el fuego. Y lo ha vuelto a hacer hoy. Tenemos nuestras dudas al respecto", ha dicho Ahmed Ibrahim Diraige, líder de la Alianza Democrática Federal de Sudán.

La crisis en Darfur, que estalló en febrero de 2003, ha sido calificada por el emisario de la ONU para Darfur, Jan Eliasson, como una de las crisis más devastadoras para la Humanidad, con más de 200.000 muertos y dos millones y medio de refugiados. La guerra civil en la región sudanesa enfrenta a las fuerzas del Gobierno de Jartum, apoyadas por milicias árabes a las que se responsabiliza de muchas de las matanzas ocurridas, y a una serie de movimientos rebeldes originarios de la región que impugnan la autoridad del presidente sudanés, Omar Al Bachir.

El objetivo de la conferencia de Sirte es poner fin al conflicto aplicando el acuerdo de paz elaborado en mayo de 2006 en la ciudad nigeriana de Abuya, que contempla un inmediato cese de las hostilidades. Hasta el momento ese acuerdo sólo ha sido firmado por uno de los grupos rebeldes, una de las facciones del autoproclamado Ejército de Liberación de Sudán (ELS) liderada por el jefe tribal Minni Minnawi.

La reunión de Sirte, en la que el líder libio, Muamar al Gadafi, asume su parte de protagonismo como mediador, ha perdido consistencia ante la decisión de siete de los doce grupos rebeldes de no asistir a la misma. El principal grupo rebelde, el denominado ELS original, dirigido por su jefe histórico, Abdelwahid Nur, exiliado en Francia, ha decidido abstenerse. Pese a esas ausencias, Eliasson y el coordinador de la UA, Selim Hamed Salim, han decidido mantener el encuentro con la esperanza de que los ausentes se incorporen más tarde a las negociaciones.

Estados Unidos ha enviado al emisario Andrew Natsios; Francia, al ministro de Agricultura, Michel Barnier; y China, al diplomático de alto rango Liu Guijin. Están presentes también el presidente de la Comisión Africana, Alfa Omar Konaré, y el secretario general de la Liga Árabe, Amor Mussa, junto a otros enviados internacionales.