Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morales y Ahmadineyad prometen construir juntos "un mundo multipolar"

El líder iraní reafirma su alianza con Bolivia y contra EE UU en una visita relámpago a La Paz

El presidente de Irán, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, ha reafirmado hoy su alianza con su homólogo de Bolivia, Evo Morales, basada en su común enemistad con Estados Unidos. Ambos mandatarios han firmado en la capital boliviana de La Paz un plan de cooperación en varios ámbitos que se traduce en una inversión de 1.100 millones de dólares para los próximos cinco años.

En una visita relámpago de tres horas a La Paz, el islamista Ahmadineyad y el izquierdista Morales han enfatizado su alianza política recién inaugurada hace dos semanas, cuando los dos países entablaron por primera vez relaciones diplomáticas. "Hemos quedado conjuntamente en utilizar toda nuestra potencia para ayudarnos", ha dicho Ahmadineyad, que ha calificado a su anfitrión de "presidente noble, revolucionario, popular y amado".

"Quiero gritar en voz alta que el gobierno y el pueblo de Irán siempre, para siempre, estarán al lado del pueblo boliviano", ha proclamado el líder islamista ante un auditorio de funcionarios, dirigentes sindicales y partidos afines a Morales.

El presidente boliviano ha querido dotar de solemnidad a la visita del iraní y, en vez de improvisar sus palabras, como es habitual en él, se ha ceñido a un discurso por escrito en el que ha defendido su decisión "soberana" de abrir relaciones con Irán, que ha sido cuestionada por opositores y por Estados Unidos, quien reclamó al Ejecutivo de La Paz que censurara el plan nuclear iraní.

Morales le ha devuelto los piropos a Ahmadineyad, un "compañero revolucionario y hermano", y ha reconocido que muchos bolivianos tenían "el sueño" de conocerlo. También ha prometido devolverle la visita en Teherán y le ha invitado a regresar a Bolivia para tener contacto directo con las "fuerzas sociales", como Morales llama a los movimientos campesinos, indígenas y sindicales que le auparon al poder.

"Un mundo multipolar"

Los gobernantes han firmado una declaración conjunta en la que se comprometen a "construir un mundo multipolar", para un equilibrio internacional, y saludaron los cambios que vive América Latina con la aparición de gobiernos contrarios al neoliberalismo y a Estados Unidos. También han defendido el derecho de los países a desarrollar la energía nuclear "con fines pacíficos".

Fuentes diplomáticas europeas y latinoamericanas han asegurado que el mayor interés iraní en Bolivia pueden ser los yacimientos de materiales radiactivos y un diario local dijo esta semana que los acuerdos bilaterales pueden incluir la explotación de litio y uranio en la zona andina del país.

El líder iraní llegó a La Paz procedente de Nueva York, donde asistió el pasado martes a la 62ª Asamblea General de Naciones Unidas, donde una vez más escenificó su oposición al "imperialismo" que ejerce Estados Unidos en el mundo. Su paso por el país más rico del planeta causó estupor y revuelo, desantado las iras de muchos estadounidenses y algunos, escasos, respaldos. La siguiente etapa de su gira es Venezuela, donde se entrevistará hoy mismo con su colega y también aliado Hugo Chávez.