Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Mandela de bronce contra el 'apartheid'

Inaugurado en Londres un monumento en honor al ex líder africano

El ex presidente de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, ha inaugurado hoy en Londres una estatua en su honor situada frente al Parlamento británico. Ante miles de personas y acompañado de su esposa, Graca Machel, y del primer ministro británico, Gordon Brown, Mandela ha explicado que esa estatua debería ser un símbolo de "todos los que se han resistido a la opresión, especialmente en mi país".

En tono distendido, el ex líder africano, de 89 años, ha recordado que cuando visitó la capital británica en los años 60 junto a Oliver Tambo, una de las principales figuras políticas en la lucha contra el régimen del apartheid, segregación racial, ambos habían "medio bromeado" con que "un día se tendría que erigir en la plaza del Parlamento británico una estatua de un hombre negro".

Antes de descubrirse oficialmente el monumento, de 2,7 metros y diseñado por el fallecido escultor Ian Walters, Gordon Brown calificó a Mandela como el "líder más influyente e importante de nuestra generación". En un apasionado discurso, Brown se deshizo en elogios hacia el ex presidente surafricano, de quien dijo "será siempre recordado como el hombre que puso fin al apartheid". Mandela escuchaba visiblemente emocionado las palabras del jefe de gobierno británico.

La estatua está ubicada frente al Palacio de Westminster, donde hay otros monumentos en honor a grandes líderes, como los políticos británicos Winston Churchill y Benjamín Disraeli o el ex presidente estadounidense Abraham Lincoln. Brown ha explicado que se había escogido ese lugar "para demostrar que la lucha de la gente surafricana para superar la tiranía de la segregación racial fue una lucha universal por los derechos humanos".

Entre los asistentes también se encontraba el líder de la oposición, el conservador David Cameron, el ministro de Asuntos Exteriores, David Miliband, y el alcalde de Londres, Ken Livingstone. De hecho, el alcalde también ha dedicado unas palabras en honor a Mandela, del que ha señalado que "demostró que se puede conseguir justicia sin venganza".

La idea de erigir una estatua a Mandela fue del fallecido activista surafricano Donald Woods, que también luchó contra el apartheid. La ceremonia ha sido amenizada por cantantes de música gospel.