Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón remodela su Gobierno

Abe releva a cinco de sus ministros para superar la crisis por los malos resultados electorales de julio

Frente al fracaso: renovación parcial. Remodelación para mejorar la imagen y recuperar la confianza del electorado tras las últimas sospechas de corrupción gubernamental y las críticas por la reacción del Gobierno ante el terremoto que azotó Japón a principios de julio. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha optado por ofrecer caras nuevas y se ha tomado todo un mes para decidir la nueva titularidad de los ministerios de Asuntos Exteriores, Finanzas, Sanidad y portavoz del Gobierno. Sin plantearse la dimisión como reclama la oposición, Abe insiste en superar la crisis abierta tras el mal resultado de su formación, el Partido Liberal Demócrata (PDL), en las elecciones parciales al Senado del pasado julio. El cambio de gobierno se hace efectivo hoy.

La remodelación implica la salida del Gabinete de algunas personalidades clave, al tiempo que se ha llevado a cabo un cambio en la dirección del gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD). Los nuevos ministros asumirán sus cargos a última hora de hoy, durante una ceremonia en el Palacio Imperial en presencia del emperador Akihito.

El hasta ahora titular de Asuntos Exteriores, Taro Aso, ha sido designado secretario general del partido, número dos de esa fuerza política tras Abe, y el ministro portavoz, Yasuhisa Shiozaki, abandona el Ejecutivo, informa la agencia de prensa Kyodo.

Taro Aso será sustituido por Nobutaka Machimura, que ya estuvo al frente de la cartera de Exteriores durante el mandato de Junichiro Koizumi, mientras Shiozaki será reemplazado por Kaoru Yosano, ex ministro de Educación.

Para la cartera de Finanzas, Abe ha designado a Fukushiro Nukaga, ex responsable de la Agencia de Defensa de Japón; para el Ministerio de Defensa Masahiko Komura, ex titular de Exteriores, y para Sanidad el antiguo comentarista político Yoichi Masuzoe. Komura es partidario de aplicar una política dura contra Corea del Norte y fue ministro de Asuntos Exteriores en la década de los noventa y ministro de Justicia en 2002.

Las carteras de Economía e Industria y de Educación y Cultura seguirán en manos de Akira Amari y Bummei Ibuki, respectivamente.

Amigo y rival político

Paralelamente Abe remodeló hoy el liderazgo del PLD y nombró a Taro Aso, su amigo y rival político, como secretario general, con la tarea de unificar un partido famoso por sus facciones y vendettas políticas.

El objetivo del primer ministro es lograr un mayor control de la financiación de las campañas electorales y atajar los fallos en la gestión del sistema de pensiones que en julio llevaron a la desaparición de los registros de 50 millones de contribuyentes.

Varios casos de corrupción han lastrado los apenas once meses en el Gobierno de Shinzo Abe y llevaron, el pasado 29 de julio, a una histórica derrota del PLD en los comicios al Senado, donde perdió la mayoría.

Popularidad desinflada

Abe, de 53 años, que llegó al Gobierno con una popularidad en torno al 60%, vio en primavera desplomarse este porcentaje hasta situarse en el 32%. Fue justo antes de conocerse el suicidio del entonces ministro de Agricultura, Toshikatsu Matsuoka, en mayo, lo que acentuó el deterioro de su imagen. "El suicidio fue un duro golpe para el primer ministro, porque él lo nombró y él lo defendió en el Parlamento de las acusaciones de la oposición de corrupción y malversación de fondos públicos", dijeron miembros de la delegación que acompañó al ministro de Exteriores japonés, Taro Aso, en su visita oficial a España el pasado junio.