Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez presenta al Parlamento su propuesta de reelección indefinida

La mayoría de venezolanos -el 61%- creen que el jefe del Ejecutivo busca perpetuarse en el poder

El presidente venezolano, Hugo Chávez, presentará hoy su propuesta de reforma constitucional que, según él mismo anticipó cuando fue elegido por tercera vez consecutiva, en diciembre de 2006, contemplará la reelección presidencial indefinida y las bases para la creación del "socialismo del siglo XXI".

MÁS INFORMACIÓN

Chávez presentará su propuesta en la Asamblea Nacional, que, antes de ser aprobada o rechazada en un posterior referendo, será discutida por los legisladores y paralelamente por la ciudadanía. "Vamos a convocar a talleres, asambleas, encuentros, foros y conferencias para discutir, de igual a igual, el texto de la propuesta de reforma que ha de presentar el presidente", ha señalado el ministro de Comunicación e Información, Willian Lara.

El jefe de Gobierno ganó las elecciones de diciembre de 1998, juró el cargo en febrero del siguiente año y, después de aprobarse una nueva Constitución, ganó de nuevo las presidenciales de julio de 2000. La Carta Magna, aprobada ese año, sólo permite dos mandatos consecutivos. Una vez inaugurada su tercera y última presidencia que permite la actual Constitución, Chávez propuso su reforma para perpetuarse en el poder, si bien garantizó que se iría del Gobierno si su plan era rechazado en referendo. "Yo no tengo problema. Siempre lo he dicho: el día que el pueblo no me quiera, yo no me voy a poner a llorar, y me voy; si ustedes no quieren mando, yo tampoco quiero mando", sostuvo entonces.

Nueva organización territorial

En todo caso, el mandatario propondrá la reelección indefinida sólo para el cargo presidencial y no para otros de elección popular. El gobernante dijo en julio pasado que "mucho más importante" que la posibilidad de que pueda ser reelegido, "las veces que el pueblo quiera", en su propuesta de reforma "lo esencial" apunta a la reorganización territorial en nuevos ámbitos de poder político y económico, así como la creación del Poder Popular. "No voy a dar más detalles del proyecto para que la oposición siga especulando", añadió en esa ocasión, sin explicar el alcance de lo que podrán ser las nuevas circunscripciones regionales.

El jefe de Estado anticipó que la nueva geografía política del país no significará la desaparición de los municipios ni de los estados, aunque tampoco ha explicado cómo se complementarán con las nuevas, y de momento hipotéticas, estructuras territoriales. Chávez también ha señalado que está trabajando "letra por letra" algunos aspectos de la reforma, asesorado por expertos constitucionalistas.

Asimismo, el mandatario ha criticado que sin hacer pública su reforma sectores de oposición e instituciones como la Iglesia católica ya han elaborado documentos en los que la tachan de "dictatorial y marxista-leninista". Según una encuesta publicada el pasado 3 de agosto por el diario caraqueño El Nacional, el 61% de las más 1.138 personas consultadas dijo creer que Chávez busca "perpetuarse en el poder".