Los talibanes matan a un segundo rehén

La policía afgana ha encontrado el cuerpo del surcoreano Sim Sumg-min, de 29 años, con heridas de bala

Los talibanes han fijado un nuevo plazo, que expira a las nueve y media de la mañana de mañana para matar a los 21 rehenes surcoreanos que mantienen secuestrados desde el pasado 19 de julio. Ayer, al expirar otro de los plazos que han ido fijando para forzar las negociaciones, ejecutaron a uno de los misioneros surcoreanos, el segundo desde que se produjo el secuestro. La policía afgana ha recuperado el cuerpo del fallecido, al que han encontrado "acribillado a balazos" en una cuneta a 140 kilómetros al sur de Kabul, en la provincia afgana de Ghazni.

Más información
La OTAN cambia su táctica en Afganistán por la muerte de civiles

El portavoz habitual de los talibanes en esta crisis, Qari Mohammad Yousuf, ha dicho esta mañana: "Si la administración de Kabul no da una respuesta positiva a nuestra demanda de liberar a prisioneros talibanes a mediodía de mañana, empezaremos a matar a otros rehenes".

Los captores han ido fijando sucesivos ultimatos a las autoridades de Kabul para liberar a presos talibanes de sus cárceles a cambio de la liberación del grupo de misioneros surcoreanos, que fueron capturados el día 19 de julio mientras viajaban por el este de Afganistán. Tras la expiración de dos de los plazos, sin que el Gobierno de Hamid Karzai haya procedido a las excarcelaciones, los secuestradores han matado a dos de los integrantes del grupo de 23 que fueron capturados. El pasado miércoles, los captores mataron a Bae Hyung-kyu, de 42 años y líder del grupo, integrado por misioneros cristianos que habían viajado como voluntarios a Afganistán. Ayer, ejecutaron al segundo de los rehenes. Esta segunda víctima, identificada como Sim Sung-min, de 29 años, está siendo trasladada a Kabul.

Imágenes de los misioneros

Mientras, la cadena qatarí Al Yazira difundió ayer las primeras imágenes de varios de los 22 surcoreanos secuestrados en el este de Afganistán. Las imágenes sin sonido mostraban a un hombre y ocho mujeres, todas ataviadas con el velo islámico que cubre toda su cabeza con excepción del rostro. Con las caras pálidas y cansadas, cinco de las mujeres estaban sentadas en el suelo, mientras detrás de ellas se veía a otras tres y un hombre que estaban de pie con una mirada llena de miedo y desesperanza. En las imágenes, tomadas de noche, no aparace ninguno de los secuestradores.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El último asesinato ha incrementado el temor por la suerte de los surcoreanos, entre los que hay 18 mujeres y que, según fuentes cercanas a la negociación, han sido divididos en tres grupos. Poco antes de la última ejecución, la Misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) había expresado su preocupación por las vidas de los secuestrados. "Estamos extremadamente preocupados por la seguridad y el bienestar de todos aquellos rehenes, sobre todo porque muchos de ellos son jóvenes mujeres que han venido a Afganistán a ayudar a la gente", dijo a los periodistas una oficial de prensa de la organización, Nilab Mobarez.

Los talibanes ejecutan a un segundo rehénVídeo: CNN+

Al-Yazira difunde un video del ingeniero alemán secuestrado en Afganistán

El canal de televisión qatarí Al Yazira ha difundido hoy imágenes del ingeniero alemán secuestrado desde hace más diez días por los talibanes junto con un compatriota cuyo cadáver fue hallado el pasado día 22 en el este del país asiático.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS