Ultimátum fallido: los talibanes mantienen con vida a los 22 rehenes surcoreanos

Esta mañana expiraba el plazo para aceptar el intercambio entre militantes y los religiosos secuestrados en Afganistán

Los 22 surcoreanos tomados como rehenes por los talibanes continúan vivos a pesar de que el plazo dado por los insurgentes expiró a las 9.30 de esta mañana, aseguró a Efe el gobernador de la provincia centro-oriental de Ghazni, Mehrajuddin Patan. Las negociaciones continúan en un contexto difícil por la falta de acuerdo entre los propios secuestradores. Los talibanes han hecho llegar a las autoridades afganas una lista completa de presos cuya excarcelación reclaman a cambio de liberar a los rehenes surcoreanos que mantienen secuestrados desde hace ocho días.

El gobernador de Ghazni, Mehrajuddin Patan, anunció haber recibido una lista de nombres de presos que hicieron llegar a las autoridades de Kabul. Los talibanes habían amenazado con ejecutar a los rehenes surcoreanos -uno de ellos ya ha sido asesinado- si no se cumplía el intercambio que reivindicaban.

Por motivos de seguridad, Patan ha evitado precisar el número y la identidad de los prisioneros incluidos en esa lista. Parece, no obstante, que los secuestradores están divididos en tres grupos, que diferían entre sí acerca de la estrategia a tomar. Mientras una facción exigía sólo el intercambio de los surcoreanos por presos talibanes, las otras dos se conformaban con el pago de un rescate, ha revelado un portavoz de los negociadores afganos.

El grupo de 23 surcoreanos, todos ellos misioneros cristianos, fue secuestrado hace ocho días en la provincia de Ghazni cuando viajaba desde Kandahar (sur) hacia Kabul. El miércoles pasado, los talibanes ejecutaron a uno de los rehenes, el pastor protestante Bae Hyung-kyu, de 42 años.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS