Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía afgana halla el cadáver de uno de los rehenes alemanes secuestrados por los talibanes

El Ejército acorrala a los insurgentes que mantienen secuestrados a 23 surcoreanos

La Policía afgana ha hallado el cadáver de uno de los dos ingenieros alemanes secuestrados por los talibanes en el este de Afganistán, según la Policía de la provincia oriental de Maidan Wardak.

La causa de la muerte del rehén no ha sido aclarada por la Policía. Los insurgentes aseguraron haber ejecutado ayer a los dos alemanes, mientras que los Gobiernos afgano y alemán mantienen que uno de ellos murió tras sufrir un infarto y el otro sigue vivo.

"Nuestras fuerzas de seguridad intentarán asegurar una vuelta segura del ciudadano alemán que aún sigue vivo", ha anunciado un portavoz del Ministerio afgano de Exteriores, Ahmad Baheen, quien ha rehusado revelar quiénes son los captores.

El desmentido del Gobierno afgano coincidió con la información difundida por la televisión pública alemana ARD, que aseguró que uno de los dos ingenieros secuestrados falleció de un paro cardíaco, de agotamiento y calor, mientras que el otro seguiría en poder de sus captores, que podrían no ser talibanes.

Los insurgentes pidieron la retirada de las tropas alemanas de Afganistán a cambio de la liberación de los ingenieros, algo a lo que la canciller alemana, Angela Merkel, se nego.

Operación para liberar a los coreanos secuestrados

Por otro lado, las fuerzas de seguridad afganas han acordonado la zona donde los talibanes tienen secuestrados a 23 misioneros surcoreanos, en la provincia oriental de Ghazni, según ha informado el portavoz del Ministerio afgano de Defensa, el general Zahir Azimi.

Miembros del Ejército, la Policía y los servicios de inteligencia afganos tienen sitiados a los talibanes en la localidad de Qara Bagh, aunque de momento descartan lanzar una ofensiva, según Azimi.

Los voluntarios cristianos fueron secuestrados el pasado jueves, cuando viajaban en autobús entre la sureña Kandahar y la capital del país, Kabul.

El portavoz de Defensa ha explicado que las autoridades afganas están esperando la llegada de la delegación surcoreana para decidir cómo actuar. Los insurgentes amenazaron con matar a los 23 surcoreanos, entre ellos 18 mujeres, si las autoridades afganas no liberaban otros tantos talibanes.

El portavoz de los insurgentes que anunció la supuesta ejecución ayer de dos ciudadanos alemanes, Qari Yousef Ahmadi, aclaró que el plazo dado por los captores expira hoy a las siete de la tarde y no a las siete de la mañana, tal y como informaba erróneamente ayer en su página web.

Ante las demandas de los insurgentes, el Gobierno de Corea del Sur anunció ayer que retiraría sus 200 hombres desplegados en Afganistán, pero no antes de final de año, tal y como estaba previsto en una decisión que fue comunicada al Parlamento a finales de 2006.