Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bidones con material radiactivo de baja intensidad se abrieron a causa del terremoto de Japón

Las labores de rescate han comenzado.- El número de muertos se eleva a 9 personas.- Hay más de 10.000 evacuados

Las autoridades niponas investigan hoy un posible segundo vertido radiactivo en la central afectada por el fuerte seísmo del lunes, al descubrir roturas en varios depósitos con residuos de baja intensidad, informó la agencia japonesa Kyodo. El terremoto de magnitud 6,8 en la escala de Ritcher que ha sacudido el noroeste de Japón ha provocado al menos nueve víctimas. Asimismo, hay más de 900 heridos y cerca de 12.000 personas han tenido que ser evacuadas.

Los indicios del nuevo vertido se han descubierto esta mañana, según ha confirmado un funcionario de la provincia de Niigata, durante una inspección para comprobar los daños en la central de Kashiwazaki-Kariwa, la mayor instalación nuclear del mundo por capacidad de producción.

Alrededor de un centenar de tambores que contenían residuos con un bajo nivel de radiactividad se vieron afectados por el terremoto y algunos se abrieron, por lo que la compañía eléctrica Tokio Electric Power está investigando si se produjo un segundo vertido radiactivo tras el anunciado ayer.

Labores de rescate

En este momento, las labores de rescate se centran en las operaciones de rescate, ya que hay cientos de casas que han quedado devastadas y entre las que puede haber supervivientes. Por el momento, una persona está desaparecida. "No tenemos tiempo que perder si existe la posibilidad de encontrar supervivientes entre los escombros", ha afirmado un portavoz de la ciudad de Kashiwazaki, Masahiko Sato.

Los equipos de rescate están viendo dificultada la labor por las fuertes tormentas que están produciéndose en la región. Por otro lado, el terremoto ha provocado interrupciones en los transportes, cortes de suministro de luz en 35.000 casas y problemas con el agua potable en 50.000. El Gobierno ha puesto en marcha un gabinete de emergencia para responder a la situación creada por el terremoto, según informó la oficina del primer ministro, Shinzo Abe, citada por la agencia estatal de noticias Kiodo.

El propio Abe, en plena gira electoral en Nagasaki con motivo de las elecciones generales del próximo29 de julio, ha interrumpido su campaña y ha regresado a la capital, donde ha ordenado al Gobierno que colabore con los ministros más implicados y con los gobernadores locales para afrontar la crisis.