Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El Chacal': "Al Qaeda no es profesional, ni siquiera sabe hacer explosivos como dios manda"

El terrorista venezolano critica desde su cárcel francesa a Al Qaeda por su "falta de profesionalidad" y recalca que él nunca ha "disfrutado con el sufrimiento de los demás"

El terrorista venezolano Vladimir Ilich Ramírez, más conocido como Carlos El Chacal, ha criticado a Al Qaeda por lo que considera "una falta de profesionalidad" en el desempeño de su actividad criminal así como por atentar contra civiles de forma indiscriminada. En una entrevista concedida al periódico británico The Times El Chacal asegura que los terroristas de Al Qaeda "no son profesionales, no están organizados, ni siquiera saben hacer explosivos ni detonadores como díos manda".

Desde la prisión francesa de Clairvaux en la que está recluido tras su captura en 1994 y posterior condena a cadena perpetua, El Chacal ha censurado que los terroristas de Osama Bin Laden hayan querido "matar a gente común" y ha dicho que le entristece cualquier muerte que se produzca en Londres, ciudad en la que vivió muchos años cuando era joven y por la que siente un gran apego.

En cuanto a su propia carrera como terrorista, no se ha mostrado arrepentido aunque ha sentido la necesidad de matizar sus crímenes. "No soy un sádico, no disfruto con el sufrimiento de los demás. Cuando teníamos que eliminar a alguien lo hacíamos de una forma fría y sencilla, con el menor dolor posible".

Los servicios de inteligencia franceses atribuyen a Ramírez 83 asesinatos en todo el mundo aunque el asegura no saber "a cuanta gente he matado. No las pude contar, de cualquier forma fueron menos de 100". Preguntado sobre qué ha conseguido con tantas muertes, el terrorista ha contestado que "nuestro ejemplo está siendo seguido no sólo por comunistas sino incluso por los yihadistas".

El Chacal está a la espera de la celebración del juicio, el segundo al que deberá hacer frente desde que fue capturado, por los cuatro atentados que presuntamente llevó a cabo en Paris entre 1982 y 1983 y que costaron la vida a 12 personas e hirieron a más de 100.

Frente a este proceso, el terrorista argumenta que "Francia no tiene derecho" a procesarle porque considera que fue "secuestrado" tras una "detención ilegal", en referencia a su arresto en 1994 en Sudán a manos de los servicios de inteligencia franceses.

En diciembre de 1975 El Chacal participó, junto a varios miembros del grupo terrorista alemán Baader-Meinhof, en el secuestro de 11 ministros de la OPEP reunidos en Viena, en lo que fue uno de los golpes más sonados del terrorista y por el que recibió una importante cantidad de dinero en concepto de rescate.