Líbano vuelve a bombardear el campo palestino de Nahr el Bared

El Ejército cumple su amenaza de repetir los ataques, aunque niega que ésta sea la ofensiva final

El Ejército libanés atacó hoy con fuego de artillería el campamento de refugiados de Nahr el Bared, situado en las afueras de la ciudad de Trípoli, como había anunciado, pero negó que esta sea la ofensiva final para acabar con los milicianos del grupo insurgente Fatah al Islam, que todavía están escondidos dentro del campo. Al menos dos soldados libaneses han resultado heridos. La operación ha provocado la huída de más de 150 civiles palestinos.

Los bombardeos comenzaron justo después del amanecer y, horas después, más de 150 civiles huyeron del campamento, en el norte de Líbano, mientras los soldados entraban en los barrios con tanques y vehículos armados.

Sobre Nahr el Bared han llovido entre cinco y diez proyectiles cada minuto. Como una fortaleza que se erige contra la rendición, el campo de refugiados ha amanecido rodeado de columnas de humo negro, que podían vislumbrarse sobre el mar.

El Ejército libanés había amenazado con un inminente ataque contra los últimos milicianos de Fatal al Islam que permanecen todavía en Nahr el Bared, pero no había anunciado fechas. Las autoridades libanesas tampoco han informado de cuándo se producirá la "ofensiva final" sobre el campo, mientras "las continuadas operaciones militares están todavía en el contexto de tensar la cuerda a los hombres armados para forzarles a rendirse".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50