Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abbas pide a Hamas que deje de lanzar cohetes para llegar a un acuerdo con Israel

El Ejército israelí arresta a decenas de milicianos, entre ellos el ministro de Educación

Gaza / Nablus / Jerusalén

"Debemos dejar de lanzar cohetes para poder alcanzar una tregua recíproca con Israel en la franja de Gaza y Cisjordania". Así lo ha pedido hoy el presidente palestino, Mamhoud Abbas, en una rueda de prensa celebrada junto al jefe de la diplomacia europea, Javier Solana.

El Gobierno palestino de unidad nacional ha pedido a la comunidad internacional que adopte sanciones contra Israel, tras la detención en Cisjordania de 33 dirigentes de Hamas, entre ellos el ministro de Educación, Naser ed-Din Shaer, y tres diputados. "Pedimos a la Unión Europea, a la ONU y a las organizaciones internacionales que impongan sanciones a Israel orque viola la ley internacional", ha dicho el portavoz gubernamental Ghazi Hamad.

Hamad ha calificado la detención de "acto bárbaro y brutal" con el que "el Gobierno israelí empuja a la región a una nueva ronda de violencia". Mientras, el ministro de Información, Mustafá Barguti, ha hablado de "asesinato de la democracia palestina" la operación llevada a cabo de madrugada, en la que también han sido detenidos los alcaldes de cinco localidades: Naplusa, Kalkilia, Beita, El Bire y Bidia. También la oficina del presidente, Mahmoud Abbas, ha advertido en un comunicado que el arresto "sólo podrá aumentar las tensiones".

El arresto se ha producido durante una redada contra dirigentes políticos islamistas de Hamas en la Cisjordania ocupada. Se trata del último golpe de Israel en respuesta a los lanzamientos de cohetes desde Gaza contra la frontera.

Las facciones palestinas estudian desde ayer por la tarde una oferta de tregua para presentar a Israel, con la condición de que sea bilateral, simultánea e incluya no sólo a Gaza, sino también a Cisjordania. Poco después del encuentro entre el primer ministro palestino, Ismail Haniya, y el presidente, Mahmud Abbas, Israel han detenido al ministro de Educación. Las tropas sacaron de su casa en la ciudad cisjordana de Nablus a Al Shaer, miembro del gobierno de unidad palestino liderado por Hamás, según ha indicado su mujer, Huda.

Según su esposa, "cinco vehículos armados llegaron" y preguntaron por él. "Él se identificó y se lo llevaron [...] Yo les pregunté: '¿Por qué os lo lleváis?' A lo que un oficial respondió: 'Tenemos órdenes". Un portavoz militar declinó hacer comentarios al respecto.

Asimismo, los soldados han retenido al ex ministro Abdel Rahman Zeidan y a los diputados Hamed Bitawi y Daud Abu Ser, así como a los alcaldes de las ciudades de Nablús, Qalqiliya y Beita: Adli Yaish, Wajih Qawas y Arab Shurafa. Fayad al Arba, jefe de la principal organización benéfica islámica también ha sido detenido. En total, unos 32 miembros de Hamás.

Israel ya arrestó a decenas de militantes de Hamas el verano pasado, tras el secuestro del soldado Guilad Shalit ?aún cautivo- por facciones palestinas en Gaza. Algunos de aquellos miembros Movimiento islamista siguen en prisión. El Gabinete israelí de Seguridad, presidido por el primer ministro Ehud Olmert, aprobó esta semana una intensificación de las operaciones contra milicianos de Hamas, que atacan desde la franja de Gaza a localidades del sur de Israel, y también contra dirigentes políticos de esa organización. En medios militares justifican las detenciones alegando que Hamas aspira a trasladar la lucha desde Gaza a Cisjordania, que limita en algunos puntos con centros urbanos del centro de Israel.

Rechazo al alto el fuego

El presidente de la ANP, Mahomud Abbas y el primer ministro, de Hamas, Ismail Haniya acordaron ayer promover una tregua bilateral con Israel; pero las facciones han advertido de que seguirán lanzado cohetes contra territorio israelí hasta que no se consiga un alto el fuego mutuo.

Tanto Hamas como la Yihad Islámica y la milicia del movimiento nacionalista Al Fatah han rechazado la petición de Abbas para que acepten un alto al fuego unilateral, y dejen de disparar sus cohetes Al Kasam contra civiles del sur de Israel. La propuesta fue formulada en Gaza después de reunirse en un sitio secreto con el primer ministro, Ismail Haniye.

Los milicianos condicionan la aceptación de la tregua a que también Israel anuncie un alto el fuego, y no sólo en la franja autónoma de Gaza, bajo control de la ANP -como la tregua anterior pactada en noviembre pasado- sino también en el territorio de Cisjordania. De momento, no ha habido reacción en Israel a esa exigencia, y esta mañana seguirán evacuando sus casas centenares de habitantes de la ciudad de Sderot, vecina de Gaza, para protegerse de los cohetes que los palestinos siguen disparando contra esa ciudad.

Los tres últimos proyectiles han caído hoy, aunque sin consecuencias, informaron fuentes policiales de la localidad. Los evacuados se instalarán en una "ciudad de tiendas de campaña" que levanta el magnate ruso Arkadi Gaydamak en un parque de Tel Aviv.

Abbas tiene previsto reunirse hoy en Gaza con el alto representante de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Javier Solana, que ya se entrevistó a principios de esta semana en Sderot con la ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni.

Un ataque israelí en Gaza deja tres heridos

Tres personas han resultado heridas en Gaza en un ataque del Ejército israelí contra un vehículo en el que, según las fuerzas armadas, viajaban milicianos de Hamás. Los heridos, según fuentes hospitalarias palestinas, eran personas que se encontraban cerca del coche cuando fue alcanzado y las heridas que han sufrido son leves, en dos casos, y moderadas, en el tercero.

Según testigos palestinos, los ocupantes del coche habían abandonado el vehículo poco antes de que lo alcanzara un proyectil lanzado desde un helicóptero israelí. Una portavoz militar israelí ha asegurado, en cambio, que se encontraban dentro del coche en el momento del impacto y salieron de él después.

Más información