Dimite el ministro del Interior palestino por los choques entre Hamás y Al Fatah

Los incidentes entre ambos movimientos dejan siete muertos en las últimas horas

El ministro del Interior palestino, Hani al Qawasmi, ha dimitido esta mañana como consecuencia de los enfrentamientos entre Hamás y Al Fatah que se han cobrado la vida de siete palestinos entre ayer y hoy. Pese a la tregua alcanzada en la noche de ayer, la violencia entre ambas facciones se ha cobrado la vida de otras dos personas esta madrugada en Gaza. Se trata de los peores enfrentamientos desde la firma en marzo de un Gobierno de unidad nacional entre el movimiento radical del primer ministro, Ismail Haniya, y el movimiento Al Fatah del presidente, Mahmud Abbas.

Más información
Cinco palestinos mueren en un brote de violencia entre Al Fatah y Hamás

El primer ministro palestino, Ismail Haniya, de Hamás, ha aceptado la dimisión de su ministro de Interior, según han informado fuentes del Gobierno palestino. La dimisión se ha producido en un clima de violencia en la ciudad de Gaza, donde en las últimas horas han fallecido siete palestinos en incidentes entre partidarios de las facciones que dirigen el Gobierno (Hamás) y la Autoridad Palestina, en manos del líder de Al Fatah, Mahmud Abbas.

El deterioro de la seguridad, el peor desde la formación de un Gobierno de unidad entre ambas facciones, ha sido demasiado para el ministro del Interior, que ya había intentado abandonar el cargo hace dos semanas, aunque el primer ministro no aceptó su renuncia. Qawasmi controlaba formalmente las fuerzas de seguridad, aunque tenía que hacer frente a la competencia soterrada de miembros de Al Fatah que intentaban ejercer su influencia sobre las distintas fuerzas del orden.

Tregua inútil

Durante la noche, se han reproducido los incidentes de ayer, esta vez con dos muertos. Al parecer, milicianos de Hamás han atacado la residencia del portavoz de Al Fatah en Gaza, Maher Meqdad, y han matado a su guardaespaldas antes de incendiar su oficina. Uno de los disparos ha alcanzado a un viandante, que también ha muerto. Medios de comunicación afines a Hamás han dicho que el ataque era una represalia después de que activistas de Al Fatah dispararan contra miembros de Hamás y contra escolares que se dirigían esta mañana a la escuela.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El balance final de estos enfrentamientos es de dos muertos y 11 heridos. Y eso después de que la mediación de Egipto propiciase anoche una frágil tregua que no ha logrado poner fin a la violencia de ayer. Una delegación egipcia consiguió reunir a las dos partes y consiguió el compromiso de ambas para retirar sus fuerzas de las calles e intercambiar prisioneros -14 retenidos por Al Fatáh y 6 por Hamás.

Pese a la tregua, decenas de activistas y milicianos de ambos grupos están desplegados por las calles desde los incidentes de ayer. Los enfrentamientos comenzaron por la mañana, cuando varios desconocidos abrieron fuego contra el coche en el que viajaba el dirigente de Al Fatah, Baha Abu Jarad y su acompañante, en la localidad de Beit Lahia, en el norte de la Franja de Gaza. La venganza no se hizo esperar y a las pocas horas, milicianos de Al Fatah asesinaron a dos rivales y a un periodista afín al movimiento Hamás.

Las tensiones entre Hamás y Al Fatah ponen en serio peligro el Gobierno de unidad alcanzado en marzo tras meses de tiras y aflojas entre ambos bandos. Así lo han reconocido a la agencia Reuters miembros de Al Fatah.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS