Al menos 20 muertos y 40 heridos en dos atentados suicidas en Irak

Dos coches bomba han explotado en un mercado y en un puesto policial de Ramadi, al oeste de Bagdad

Dos atentados suicidas con coche bomba perpetrados este lunes a las afueras de Ramadi, al oeste de Bagdad, han causado la muerte de 20 personas y han herido a otras 40, según ha informado la Policía.

El primer ataque fue perpetrado con coche bomba hacia el mediodía en un mercado situado a la salida de Ramadi, a 115 kilómetros al oeste de la capital, y ha provocado diez muertos y cerca de 30 heridos.

Un cuarto de hora más tarde, otro atentado suicida con coche bomba en un puesto de control policial al norte de Ramadi ha causado la muerte de cinco agentes y cinco peatones, además de herir a otras diez personas. Ningún grupo ha reivindicado de momento estos ataques.

Por otra parte, al menos 23 personas han muerto la pasada noche en un ataque de la insurgencia contra los invitados a una boda de un policía que se celebraba cerca de la ciudad de Faluya, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, y otras 17 han sido secuestradas, según fuentes policiales.

Un nutrido grupo de hombres "pertenecientes a Al Qaeda", que llegaron al lugar en veinte vehículos, irrumpieron en la casa donde se celebraba la boda y dispararon contra los invitados. Los atacantes, que disponían de distintos tipos de armas, quemaron a 16 invitados y decapitaron a otros siete, entre ellos al novio.

La policía, que llegó al lugar antes de que lo hubieran abandonado los atacantes, logró liberar a varios secuestrados, cuyo número no ha se ha especificado. En el tiroteo que se produjo tras la llegada de los agentes murieron cinco insurgentes. Las fuerzas de seguridad iniciaron tras el enfrentamiento la búsqueda de los insurgentes huidos y del resto de los secuestrados.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS