La Unesco cree que se admiten demasiados turistas en las islas Galápagos

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha detectado graves problemas que afectan a las islas ecuatorianas de Galápagos, entre ellas el acceso de un excesivo número de turistas al archipiélago.

El director de la Unesco, Koichiro Matsuura, señaló ayer en una conferencia de prensa en la capital ecuatoriana que en abril pasado llegó a las islas Galápagos una misión de esa organización para realizar una inspección del lugar, considerado Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1978.

En esa misión, en la que también participó la ministra ecuatoriana de Medio Ambiente, Ana Albán, se determinó que "hay demasiados turistas que están visitando las islas" Galápagos, situadas a unos 1.000 kilómetros de las costas continentales ecuatorianas, señaló.

En el archipiélago de Galápagos también se detectó excesiva inmigración ilegal, así como la invasión de animales y plantas que amenazan la biodiversidad de las islas. Asimismo, Matsuura dijo que se detectó que la capacidad local en las islas no es suficiente para hacer frente a las amenazas mencionadas.

La misión presentará las conclusiones de su visita al archipiélago al Gobierno ecuatoriano, aunque ya Albán tiene en su poder varios informes con los datos recopilados en la visita de abril pasado.

Matsuura destacó la decisión del pasado 11 de abril del Gobierno ecuatoriano de declarar en situación de riesgo a las Islas Galápagos y que haya ordenado la máxima prioridad a la conservación de su biodiversidad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Con la firma del decreto que declaró en situación de riesgo a las islas, se otorgó atención de emergencia al archipiélago, "para superar la grave crisis institucional, ambiental y social que viven las islas en este momento", señaló en ese momento el jefe de Estado, Rafael Correa.

Correa ordenó al Instituto Nacional Galápagos (Ingala) efectuar estudios para determinar el nivel de protección ambiental en el archipiélago y precisar estrategias para frenar la introducción de especies foráneas en la zona insular y marítima de 40.000 kilómetros cuadrados.

Asimismo, el Ingala analizará la posibilidad de suspender, de forma temporal, el otorgamiento de nuevas licencias turísticas y de permisos de residencia en el archipiélago.

La Unesco evalúa ahora la posibilidad de incluir a Galápagos en una lista de lugares Patrimonio Natural de la Humanidad en peligro.

Islas Galápagos.
Islas Galápagos.BERNARDO PÉREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS