El partido del Gobierno turco propone unir las elecciones presidenciales y legislativas

Erdogan propone la fecha del 24 de junio tras el bloqueo del Constitucional al candidato islamista

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), el partido islamista moderado del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, propone una receta doble para salir de la crisis generada después de que ayer el Constitucional bloquease la elección de Abdulá Gül, también del AKP, como presidente. Por un lado, propone un adelanto electoral al 24 de junio, así como una reforma para que el jefe del Estado sea elegido por los ciudadanos y no por el Parlamento. Así, intentará hacer coincidir ambos comicios en la fecha citada.

Más información

Tras la decisión de ayer del Tribunal Constitucional, que impidió la elección de Gül como el primer presidente islamista del país, Erdogan anunció su intención de adelantar las elecciones, que debían celebrarse en noviembre, aunque no dio fecha. También se comprometió a impulsar los cambios constitucionales necesarios para que el presidente del país sea elegido por los ciudadanos en las urnas, y no por los diputados, como está establecido actualmente, y por un mandato de cinco años en vez de siete. Además, propuso acortar las legislaturas, para que los diputados sean elegidos para cuatro años en lugar de los cinco actuales.

Hoy ha completado esta propuesta y ha anunciado que su partido, que goza de una holgada mayoría absoluta en el Parlamento, propondrá en la sesión de mañana estos cambios. Además, ha anunciado que pretende hacer coincidir las elecciones legislativas con las hipotéticas presidenciales en la misma fecha del 24 de junio. "Queremos hacer una elección (las legislativas) el 24 de junio. Si el presidente no puede ser elegido en el Parlamento, deseamos poner ambas urnas frente a la población, para que elijan también directamente al presidente", ha dicho el primer ministro Erdogan.

Además, ha criticado la decisión de ayer del Constitucional de anular la votación parlamentaria sobre la candidatura de Gül. "Será casi imposible que el Parlamento elija un presidente en el futuro. La decisión del Tribunal Constitucional es una bala dirigida a la democracia", ha dicho tras una reunión de su partido.

Por su parte, la Junta Electoral Suprema turca ha propuesto que la fecha para celebrar los comicios legislativos anticipados en el país sea el próximo 22 de julio, casi un mes más tarde que la fecha sugerida por el Gobierno. La decisión de la Junta Electoral Suprema aún debe de ser ratificada por el Parlamento, sin que se haya fijado todavía una fecha para ese debate.

El Parlamento turco también ha acordado hoy establecer el próximo domingo, día 6 de mayo, para repetir la votación en el Parlamento del nuevo jefe del Estado, ya que la primera ronda quedó invalidada por decisión del Tribunal Constitucional ante la falta de quórum.

Crisis política

Ayer, el Constitucional turco anuló, a instancias de la oposición laica, la elección del actual ministro de Exteriores, Abdulá Gül. El Parlamento, con 550 diputados, es el encargado de elegir al jefe del Estado y el candidato del AKP había logrado la mayoría necesaria en la primera votación, logrando 353 votos de los 361 diputados presentes. Sin embargo, la oposición impugnó la votación por falta de quórum -son necesarios dos tercios de los diputados presentes, 367- y el Partido Republicano del Pueblo (socialdemócrata) boicoteó la votación y posteriormente impugno la votación al Constitucional. El alto Tribunal, baluarte del carácter laico del Estado, le dio ayer la razón y anuló la posibilidad de que Turquía tuviera su primer presidente islamista.

Se consumó así la mayor crisis política en Turquía en décadas. La posibilidad de que el país tuviera un presidente islamista, que se puso sobre la mesa hace unas semanas, ha generado una intensa reacción en todo el país. El régimen, diseñado por el padre de la nueva Turquía, Mustafá Kemal, Atatürk, consagra el laicismo del Estado y por él velan sectores importantes del país, con el ejército a la cabeza. El domingo pasado, más de un millón de personas se manifestaron en Estambul en defensa del laicismo estatal. Sin embargo, el partido AKP, islamista moderado, controla el Gobierno y el Parlamento de un país con un 99% de población musulmana.

Aunque mañana se repetirá la votación sobre la candidatura de Gül, previsiblemente tampoco contará con el quórum necesario.

El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, anuncia que pedirá al Parlamento anticipar "lo antes posible" las elecciones generales ATLAS

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50