Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La boda entre cinco mujeres en Nigeria acaba en fuga

La ley islámica prohíbe casarse a personas del mismo sexo, aunque acepta que un hombre contraiga matrimonio con hasta cuatro mujeres

Una mujer lesbiana que se casó el pasado fin de semana en Nigeria con cuatro compatriotas en el estado de Kano permanece escondida junto a sus esposas para evitar que la policía del país las arreste y aplique la ley islámica o sharía, según publica hoy la BBC. De acuerdo con la ley islámica, adoptada en el estado de Kano hace siete años, la homosexualidad y las bodas entre personas del mismo sexo están prohibidas.

Las bodas se llevaron a cabo en un teatro, que ha sido derribado por las autoridades de Kano, la ciudad más grande del norte de Nigeria. La homosexualidad femenina es ilegal también por el código penal nigeriano y el Parlamento está tomando en consideración un endurecimiento de las penas por este delito. El islam dice que un hombre puede tener hasta cuatro esposas, si las puede mantener. Sin embargo, la misma ley no vale para las mujeres, y menos si son homosexuales.

Un acontecimiento "enfermizo"

Fuentes del Consejo Hisbah de Kano, que respalda la ley islámica, aseguraron a un corresponsal de la BBC que el matrimonio de las mujeres es "inaceptable". Según el periodista Bala Ibrahim, las cinco mujeres se escondieron al día siguiente de la boda. "Como defensores de la sharía no podemos permitir que este enfermizo acontecimiento tenga lugar en el estado", ha afirmado Malam Rabo Abdulkarim, otro miembro del Consejo, al periódico nigeriano This Day.

El Ayuntamiento de Kano ha dado varias explicaciones de la demolición del teatro donde tuvieron lugar las bodas de las mujeres, las cinco actrices de cine locales. Entre ellas, el consistorio ha señalado que el edificio se erigía sobre una tierra asignada erróneamente. El portavoz de la policía de Kano ha afirmado que los agentes no están empeñados en encontrar a las mujeres, aunque no dudarán en arrestarlas si las ven.

Hace dos años un tribunal condenó a un hombre a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 38 dólares por hacerse pasar por una mujer durante siete años en Kano. Cada día más estados del norte de Nigeria, mayoritariamente musulmán, aplican la sharía.