Reportaje:

Los falsos héroes del Pentágono

Una soldado herida en Irak y los familiares de un capitán muerto en Afganistán acusan al Gobierno de inventar hazañas militares

"Los estadounidenses son capaces de determinar sus propios ideales de héroes y no necesitan de que se les cuenten historias elaboradas". Es la declaración de Jessica Lynch, una soldado estadounidense que sobrevivió a una emboscada en Irak y que ha acusado al Pentágono de difundir narraciones falsas de hechos heroicos para engañar a la sociedad. Los familiares de un capitán fallecido en Afganistán se han sumado a la condena.

Las versiones sobre la captura y rescate de la soldado Lynch, y la muerte del capitán Pat Tillman, muestran que la administración Bush "inventó detalles e historias sensacionales", ha señalado el demócrata Henry Waxman, quien ha presidido una sesión del Comité de la Cámara sobre Reforma y Supervisión del Gobierno.

Lynch resultó gravemente herida y fue secuestrada por soldados iraquíes el 23 de marzo de 2003, cuando su compañía sufrió una emboscada cerca de Nasiriya. Más tarde fue rescatada y el Pentágono la elogió como una heroína, porque cuando sufrió el ataque, según la versión oficial, siguió disparando su arma hasta quedarse sin balas. El Pentágono también describió como arriesgada la operación de los soldados que la rescataron de un hospital. Sin embargo, Lynch ha declarado que nunca disparó su arma y que, debido a las heridas, no recordaba claramente qué había ocurrido ese día. Además, se ha conocido que los soldados iraquíes habían abandonado el hospital donde Lynch recibió asistencia médica, antes de que llegaran los soldados estadounidenses.

Tillman, de 27 años, un destacado atleta que rechazó un contrato de 2,5 millones de euros como futbolista profesional, murió el 22 de abril de 2004 cerca de Manah (Afganistán). El Pentágono otorgó a Tillman la Estrella de Plata, la cuarta condecoración más alta de las fuerzas armadas estadounidenses que reconoce "acciones de coraje frente al enemigo". Pero posteriormente, oficiales militares dijeron a la familia que Tillman murió alcanzado por disparos de sus propios compañeros. "La revelación de que la muerte de Pat se debió a la acción de sus camaradas hubiese sido un desastre político, por eso hubo que suprimir la verdad", ha afirmado su hermano, quien formaba parte de la misma patrulla. Su madre ha señalado que creía que el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, tuvo que saber que se tergiversaron los hechos.

Cuando los familiares han abandonado la sala de audiencia, el ex soldado Bryan O'Neal ha declarado a los legisladores que él estuvo junto a Pat cuando murió y que un oficial le ordenó que no contara lo ocurrido y ha dado a entender que tendría "problemas" si lo hacía.

Lo más visto en...

Top 50